(CNN) - El huracán Irma se debilitó mientras golpeaba a Florida, pero la tormenta sigue dando poderosos puñetazos, generando aguaceros torrenciales, tornados y repentinas inundaciones.

Primero, Irma impactó los cayos de la Florida, la mañana del domingo, como un huracán de categoría 4, arrancando los techos de las casas móviles y llenando carreteras con escombros. Un día más tarde, se debilitó hasta llegar a ser una tormenta tropical, pero aún estaba provocando peligrosas inundaciones en Jacksonville.

He aquí una mirada a la destrucción que dejó Irma en su camino. Las autoridades siguen analizando la magnitud de los daños:

Cayo Largo

Los cayos de la Florida recibieron un golpe directo de Irma en uno de los puntos más poderosos de la tormenta. Cerca de 5.000 de los 30.000 residentes permanentes de los cayos se quedaron para enfrentar la tormenta, dijo el portavoz de los cayos, Andy Newman.

"Hay devastación, sólo espero que todos sobrevivan", dijo el gobernador de Florida, Rick Scott, luego de sobrevolar el área. Es horrible lo que vimos".

LEE: Minuto a minuto: Irma se degrada a depresión tropical pero sigue golpeando Florida y Georgia

Techos arrancados: el equipo de CNN en Cayo Largo vio algunas áreas devastadas por la tormenta, con techos arrancados de casas móviles en un vecindario. En otras partes del archipiélago, el cierre de la US 1, una arteria principal que conecta las islas con el continente, fue motivo de una gran preocupación. "Es la vía por la cual se pueden bajar los suministros", aseguró Newman.

En la oscuridad: Según los funcionarios estatales, más de 50.000 clientes no tienen electricidad en el condado de Monroe, que incluye a los cayos. "No tenemos servicio celular, electricidad o agua", dijo la comisionada del condado de Monroe, Heather Carruthers.

Miami

Transeúntes pasan por un edificio donde el techo fue derribado por el huracán Irma en Miami.

Las ráfagas que alcanzaron los 144,8 kilómetros por hora azotaron a Miami el domingo, cortándole la energía a la mayoría de los residentes de la ciudad. Las calles se inundaron y objetos arrojados por el viento, como los cocos, que se convirtieron en proyectiles peligrosos. Al menos dos grúas de construcción se derrumbaron parcialmente.

Limpieza de carreteras: Las carreteras son la principal preocupación, dijo el alcalde de Miami, Tomás Regalado, mientras miles de árboles caían.

En la oscuridad: La mayor parte de la ciudad (72%) está sin electricidad, dijo el alcalde.

Marco Island

Una familia camina por una calle llena de ramas caídas en Marco Island, Florida.

Esta ciudad del suroeste de Florida fue el segundo lugar en el que el huracán Irma tocó tierra, impactando la tarde del domingo como una tormenta de categoría 3

Oleadas de tormenta: Grandes porciones de Marco Island fueron inundadas por una oleada de tormenta de 0,9 a 1,2 metros, dijo Chris Bowden, portavoz del Departamento de Bomberos de la ciudad.

Líneas eléctricas caídas: Hay muchas líneas de energía caídas, dijo Bowden, y el principal generador de energía de la isla también colapsó durante la tormenta. Alrededor de 2.000 clientes aún no tienen electricidad.

Naples

Un auto cubierto por un árbol caído permanece en una carretera inundada la mañana después de que el huracán Irma pasó por Naples (Florida).

Naples estaba entre las ciudades de la Florida golpeadas por el huracán Irma el 10 de septiembre, coincidentemente el mismo día que el huracán Donna devastó la misma ciudad hace 57 años, según David Fralick, encargado de Comunicaciones del gobierno local.

LEE: Ciudadanos de Florida cuidan a animales grandes y pequeños mientras Irma hace de las suyas

Gran Limpieza: El alcalde Bill Barnett asegura que hay árboles caídos y las calles están inundadas, a pesar de que la oleada de tormenta no fue tan terrible como temían los funcionarios. "Todo lo bello que teníamos ya no está. Tendremos que hacer una gran limpieza", dijo.

Cortes de energía generalizados: La mayoría de la ciudad no tiene energía, dijeron las autoridades, y podría pasar una semana hasta que pueda ser restaurada, dijo Barnett.

Tampa

Un roble partido yace sobre un jardín tras el paso de Irma sobre Tampa.

El área de Tampa Bay temía un golpe directo de un gran huracán, pero terminó recibiendo más bien el impacto lateral de un Irma debilitado.

Casas destruidas: Cerca de una docena de casas fueron golpeadas por árboles y destruidas en el condado de Hillsborough, donde se ubica Tampa, según una evaluación inicial realizada por funcionarios del condado.

Una emergencia que aún no ha terminado: Los residentes cercanos a los ríos comenzarán a ver inundaciones a medida que pasen los días, dijo el administrador del condado de Hillsborough, Mike Merrill.

Jacksonville

Aunque en algunas comunidades costeras suspiraron con alivio, la gente en Jacksonville se enfrentó a inundaciones repentinas este lunes. El río St. Johns subió a niveles récord, inundando las principales carreteras.

LEE: ¿Qué debemos esperar de Irma?

Emergencia por inundaciones repentinas: El Servicio Meteorológico Nacional emitió una advertencia por emergencia de inundación repentina para partes del centro de la ciudad.

Modo de rescate: El alcalde de Jacksonville, Lenny Curry, dijo que su ciudad está en "modo de rescate", con equipos trabajando para evacuar a personas de áreas bajas impactadas por las inundaciones. "Estamos tratando de hacer todo lo posible para que la gente esté segura", afirmó. "He estado a las afueras y alrededor de la ciudad hoy, he presenciado a héroes sacando a la gente de sus hogares, y esto va a continuar".