(Crédito: David Ramos/Getty Images)

(CNN Español) - Los Mossos, la policía catalana, ha cortado tres importantes calles de Barcelona al alrededor del templo de la Sagrada Familia: Provença, Rosselló y Sardenya. En Twitter indican que han desalojado la Sagrada Familia y comercios cercanos. Luego confirmaron que se trata de una falsa alarma.

La oficina de prensa de los Mossos le dijo a CNN que todo esto forma parte de un control preventivo teniendo en cuenta que están en un nivel 4 sobre 5 de alerta antiterrorista. De ahí los controles en varios puntos estratégicos de la ciudad.

Los Mossos indican vía Twitter que han activado al TEDAX, Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos, por una furgoneta estacionada en el entorno de la Sagrada Familia.

"Los TEDAX han finalizado las comprobaciones en el entorno de la Sagrada Familia y se trata de una falsa alarma. La situación se está normalizando", tuitearon los Mossos.

El pasado 17 de agosto, Barcelona sufrió una serie de ataques terroristas, incluyendo uno en Las Ramblas en el que una camioneta embistió a la multitud durante 500 metros, matando a 16 personas e hiriendo a 120.