(CNN) - Prepárate para decirle adiós a Cassini. En la madrugada de este viernes 15 de septiembre llegará a su fin la misión que la NASA lanzó hace 13 años para explorar Saturno y sus lunas: la sonda espacial será estrellada de manera deliberada contra la atmósfera del planeta, donde se hundirá.

Incluso en ese momento, Cassini transmitirá nueva información sobre la composición del planeta, mientras su antena siga apuntando hacia la Tierra, con ayuda de pequeños propulsores. Ninguna sonda espacial había estado tan cerca de Saturno como esa.

“Puedes decir que Cassini es la primera investigación sobre Saturno”, aseguró Linda Spilker, científica del proyecto Cassini.

Foto: NASA

El espectrómetro de iones y masas neutras que está abordo de Cassini funcionará como la “nariz” de la sonda espacial, tomando muestras directas de la composición y la estructura de la atmósfera, algo que no puede hacerse desde la órbita, según Hunter Waite, líder del equipo del espectrómetro.

También investigará el fenómeno de la “lluvia de anillos”, descubierto por la misión Voyager de la NASA a principios de los años 80, cuando pareció que los anillos hacían llover material sobre el planeta y causaban cambios en su atmósfera. El espectrómetro también tratará de investigar de qué material están hechos los anillos y parte de la atmósfera.

Sin embargo, el contacto con la sonda especial se perderá rápidamente, una vez entre a la atmósfera de Saturno a una gran velocidad. Casi dos minutos después, Cassini se quemará y se desintegrará completamente. Y cualquier rastro que quede se derretirá debido al calor y a la alta presión de la atmósfera hostil del planeta gigante.

Es probable que eso suceda hacia las 6:30 de la mañana (hora del este de Estados Unidos), pero dado el tiempo que necesita la señal para llegar hasta la Tierra, recibiremos los últimos datos de Cassini justo antes de las 8 de la mañana. A partir de ahí, Cassini se habrá desaparecido para siempre.

“La última señal de Cassini será como un eco”, dice Earl Maize, gerente del proyecto Cassini. “Irradiará todo el sistema solar durante casi una hora y media después de que Cassini se haya ido”.

¿Por qué un final tan dramático?

Cassini tuvo su mayor acercamiento a la luna Titán de Saturno este lunes, durante lo que fue bautizado por los ingenieros de la misión como un “beso de despedida”, porque le proporcionó la asistencia gravitacional necesaria para enviarla a su último encuentro con Saturno.

Para los científicos y operadores de la misión, este es el mejor final para Cassini y lo hacen a propósito. Se consideraron otras opciones, como “estacionar” la sonda espacial en órbita alrededor de Saturno, pero los expertos no querían correr el riesgo de que Cassini chocara con algunas de las lunas de Saturno.

La información y observaciones de Cassini revelaron que aunque dichas lunas son aparentemente inhóspitas para nosotros, dos de ellas, Encelado y Titán, serían potencialmente habitables para algún tipo de vida. Y la NASA no quería contaminar con partículas de la Tierra esas lunas ni cualquier futuro estudio sobre ellas.

Aunque Cassini ha estado en el espacio durante 20 años siete viajando a Saturno y 13 dentro del sistema de Saturno–, los microbios de la Tierra todavía podrían existir en la sonda espacial, que no tiene aire, ni agua ni protección de la radiación.

Los líderes del proyecto Cassini decidieron darle un final dramático a la sonda espacial: chocará de manera deliberada contra la atmósfera de Saturno.

Lo que nos enseñó y lo que nos deja

Y aunque la misión como tal llega a su final, la información y las observaciones de Cassini entregarán nuevos detalles sobre Saturno, sus anillos únicos y sus lunas, durante varias décadas más.

La misión Cassini fue diseñada como un esfuerzo internacional que unió a la NASA, a la Agencia Europea del Espacio y a la Agencia Italiana del Espacio. Llegó al sistema de Saturno en el 2004 y fue extendida dos veces.

Cuando haya dejado de existir, Cassini habrá sido testigo de la mitad de un año en Saturno: un año en ese planeta equivale a casi 30 años en la Tierra.

Además de proporcionar información valiosa sobre Saturno, sus anillos y cómo operan y las complejidades de sus lunas, Cassini también recopiló datos sobre la historia del sistema solar y la formación de los planetas e, incluso, llegó a revelar información sobre otros lugares del sistema solar en los que podría existir vida.

En total, Cassini recolectó 450.000 imágenes.

Además, según la NASA, la misma sonda espacial y sus instrumentos están sirviendo de fuente de información para futuras misiones, como la que planea lanzar en la década del 2020 para explorar la luna helada de Júpiter.