Ciudad de México (Expansión) - Las empresas tienen dos formas de crecer: vía orgánica (aumento de producción y ventas) o vía inorgánica (adquisiciones). A causa de esta última tendencia, fruto de la globalización, algunas de las marcas más populares que nacieron como mexicanas ya no lo son.

Sin embargo, cuando una firma es adquirida, muchas veces mantiene la esencia nacional de la marca, pues es lo que la llevó a posicionarse en el mercado.

LEE: Estas son las 10 marcas más valiosas del mundo

"Las marcas mexicanas, después de ser adquiridas, de entrada se siguen percibiendo como mexicanas, porque los que las adquieren entienden la relación tan importante que tiene la marca con los consumidores locales y respetan ese acercamiento para que no se pierda", dijo Isabel Blasco, managing director de Interbrand, consultora global de marcas.

Para la especialista, sería un error que marcas con un fuerte legado cambien su estrategia de comunicación. Por eso, muchas de las marcas que ya no son mexicanas siguen siendo percibidas como tal.

Aquí te presentamos diez marcas que fueron mexicanas, pero que ya forman parte de un portafolio de productos de alguna empresa multinacional.

1. Corona y Cuauhtémoc Moctezuma

Cerveza Corona (Crédito: Scott Olson/Getty Images)

Grupo Modelo nació en 1925 con la inauguración de su primera cervecería en la Ciudad de México. Casi 90 años después, en junio de 2013, la multinacional belga-brasileña AB InBev la compró por alrededor de 20,100 millones de dólares.

Grupo Modelo cuenta con 15 marcas nacionales, entre las que destacan Corona, Modelo Especial, Victoria, Pacífico, León y Negra Modelo, y tiene presencia en más de 180 países.

LEE: Así es como las marcas monetizan la llegada de un nuevo bebé a la realeza inglesa

Su principal competencia en México, Cuauhtémoc Moctezuma, también fue adquirida por una extranjera. En 2010, la holandesa Heineken la compró en 7.347 millones de dólares. Entre sus marcas están Carta Blanca, Bohemia, Indio y Tecate.

2. Comex

Pinturas Comex (Crédito: tomado del Facebook de Comex)

La empresa de pinturas y recubrimientos, que nació en 1952, iba a ser adquirida en 2012 por la estadounidense Sherwin-Williams, pero el acuerdo se cayó porque la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) no permitió la compra, al considerar que la empresa resultante sería casi ocho veces más grande que sus competidores.

Al final, Sherwin-Williams se quedó solo con el negocio de Comex en Estados Unidos y Canadá.

La competencia de la estadounidense, la empresa PPG Industries, no desaprovechó la oportunidad: hizo una oferta por 2.300 millones de dólares, Comex aceptó y la Cofece dio su visto bueno. Desde entonces, Comex ya es parte de la estadounidense.

3. Pelón Pelo Rico

En 2004, la estadounidense Hershey’s compró Grupo Lorena, una empresa que nació en 1987 en Jalisco y que tiene entre sus productos más reconocidos los dulces de tamarindo Pelón Pelo Rico y Crayón.

4. Saladitas/Marías

Galletas Marías, de Gamesa (Crédito: tomado del Facebook de Gamesa)

Gamesa se fundó en Monterrey en 1921. Su nombre anterior era Galletera Mexicana SA. Entre sus marcas más reconocidas en el mercado mexicano están las Marías, las Saladitas, Emperador y Chokis.

80 años después de su fundación, en 1990, Pepsico anunció en Estados Unidos la compra de la mayor fabricante de galletas mexicanas en ese entonces, por 300 millones de dólares.

LEE: Esta marca de vodka está troleando a Trump

5. Frutsi

En 1947 nació Jugos del Valle, quien en 1982 lanzó al mercado la bebida Frutsi. Coca-Cola FEMSA y The Coca-Cola Company acordaron, en 2007, la adquisición de Jugos del Valle por 460 millones de dólares. Tras el acuerdo, invitaron a participar en el joint-venture al resto de los embotelladores de Coca-Cola en México y Brasil.

6. Tequila Don Julio

Tequila Don Julio (Crédito: Tibrina Hobson/Getty Images for Atlantic Records)

Después de 73 años de historia, Tequila Don Julio dejó de ser propiedad de Casa Cuervo y pasó a manos de Diageo. La firma británica ya había hecho varios intentos por comprar a Don Julio, y su intención se materializó en 2015.

La fábrica de Chocolates La Azteca era la dueña del chocolate Abuelita, que tiene como imagen a la icónica actriz Sara García, conocida por interpretar papeles de abuela en diversas películas mexicanas.

En 1995, Nestlé compró a La Azteca y, con ella, todas sus marcas pasaron a manos de la firma suiza. Entre sus productos se encuentran Carlos V y Morelia Presidencial.

7. Chocolate Abuelita

La fábrica de Chocolates La Azteca era la dueña del chocolate Abuelita, que tiene como imagen a la icónica actriz Sara García, conocida por interpretar papeles de abuela en diversas películas mexicanas.

En 1995, Nestlé compró a La Azteca y, con ella, todas sus marcas pasaron a manos de la firma suiza. Entre sus productos se encuentran Carlos V y Morelia Presidencial.

8. Peñafiel

Tehuacán, Puebla, fue el lugar donde nació Manantiales Peñafiel. José María Garci Crespo y Carlos Silva fundaron en 1928 Manantiales de Tehuacán. 20 años más tarde, Garci Crespo deja la sociedad y la empresa cambió de nombre a Manantiales Peñafiel.

En 1980, Peñafiel fue comprada por la firma regiomontana Valores Industriales, que a su vez, en 1992, fue adquirida por la británica Cadbury Schweppes.

9. Helados Holanda

Lo que en 1927 comenzó en un puesto de helados en la Ciudad de México, se convirtió en 1938 en Helados Holanda, quien llegaría a ser líder en el mercado mexicano.

Durante 1987, Helados Holanda pasó a ser de Grupo Quan, quien vendió el negocio a la compañía británico-holandesa Unilever en 1997.

10. Maizena

La marca Maizena nunca ha sido mexicana. La marca llegó a México en 1930 y es parte del portafolio de productos de Unilever.