(SAUL LOEB/AFP/Getty Images)

(CNN) - Un hombre que fue arrestado cerca de la Casa Blanca este domingo por la mañana después de ser detenido por la policía por supuestamente orinar en público tenía nueve armas y tres cuchillos en su coche, según un informe policial.

Según fuentes de las autoridades y registros de la detención, el hombre fue abordado por los oficiales de la División del Servicio Secreto Uniforme afuera de una galería de arte en la zona de la calle 17 y Pennsylvania Avenue cerca de la Casa Blanca.

El sospechoso dijo a los oficiales y agentes del Servicio Secreto que fue a la Casa Blanca para hablar con el director de la Agencia de Seguridad Nacional, el almirante Mike Rogers y el secretario de Defensa, James Mattis, para "pedir consejo sobre cheques perdidos y cómo sacarme el chip de la cabeza", dice el informe del incidente obtenido por CNN.

El hombre conducía un Nissan Silver 2009 con placas de la policía. Después de ser interrogado por las autoridades y admitir que tenía múltiples armas, según el informe, consintió en que se hiciera una revisión de su vehículo que resultó en el hallazgo de nueve armas, tres cuchillos, manoplas de cobre, y varios tipos de munición. Las armas de fuego incluían varias pistolas así como rifles AR y AK.

El sospechoso fue llevado a una instalación de Washington "para observar su condición mental" y más tarde fue transportado a una comisaría de policía de la ciudad donde fue acusado de múltiples violaciones de armas, según el informe.

No está claro si el hombre ya era conocido por la policía.