(CNN Español) - Después de cinco meses en el poder y varios cruces de palabras con tu predecesor y antiguo aliado político, Lenín Moreno reconoce que ha sido un periodo "agitado".

¿Por qué el enfrentamiento con Rafael Correa? En entrevista con Camilo Egaña, Moreno dijo que el expresidente tiene una obsesión con seguir en el poder. “Yo conocí a un Rafael Correa, un joven lleno de entusiasmo, lleno de encariñamiento con esa constitución, con esos principios y ese Rafael Correa fue cambiando, fue cambiando con el tiempo y de repente aquello que él manifestaba, que debe haber alternabilidad"

"Incluso a los jóvenes (Correa) les decía ‘jóvenes prepárense porque tienen que archivarnos a nosotros por inútiles’, entonces la alternabilidad que se pregonaba y que está especificada en la Constitución de Montecristi de repente se convirtió en una especial de obsesión por mantener el poder, por seguir en el poder, por estar siempre en el poder”.

Moreno dice que a Correa no le gustó que él llamara al diálogo.

Moreno explica por qué le quitó las funciones a Glas

En agosto, Moreno retiró de sus funciones a su vicepresidente Jorge Glas a través de un decreto.

Según se lee en el documento, Glas no entendió "debidamente" que el compromiso y la lealtad de la Revolución Ciudadana "implican servir a la patria en unidad de esfuerzos". La decisión es inmediata: entró a regir desde la expedición del decreto.

En su cuenta de Twitter, Moreno escribió  que la "política es el arte de servir a los demás" y que iba a "adecentar" esta práctica en su país, aunque no hizo una mención específica a Glas.

“La verdad es que le asigné las funciones que me pidió, me manifestó que estaba en capacidad de llevar adelante la actividad productiva del país", dijo a Camilo Egaña. "Le asigné esas actividades y en un momento sin previo aviso, sin haberme dicho absolutamente nada antes me mandó una carta extremadamente grosera en la que manifestaba que yo estaba armando una trama para la corrupción. Lo decía él, lo decía él entonces le quité las funciones, porque además es una atribución constitucional que tengo”.

"Hemos pedido a Assange que deje de opinar sobre Ecuador"

“El tiempo que se necesite para cuidar y salvaguardar su vida… Ecuador le otorgó el asilo a Assange por una razón fundamental: porque creía que corría peligro su vida. Como el Ecuador no tiene pena de muerte y respeta el derecho de la vida, así que le dimos el asilo pero le hemos pedido de una manera cordial que deje de opinar de la política del Ecuador y en la de países amigos porque su condición de asilado no se  lo permite. Entonces el está sobrepasando esa condición”.

En mayo, Moreno le recordó al fundador de Wikileaks que "su condición no le permite hablar de Ecuador" y lo llamó "hacker"; a esto Julian Assange contestó con dos tuits desafiantes.