(CNNMoney) - Hay algo de verdad en la vieja frase que dice que la gente lee Playboy por sus artículos. Algunos de los más célebres escritores del mundo escribieron para la revista y, de hecho, allí comenzaron sus carreras varios escritores estadounidenses que luego se hicieron famosos y alcanzaron el éxito.

Hugh Hefner, quien murió este miércoles a los 91 años, es difícilmente el nombre más grande que se pueda asociar con Playboy. Pero aunque la revista sea más famosa por las celebridades que desnudó en sus páginas centrales Marilyn Monroe fue la primera, Playboy también tuvo entre sus páginas a Vladimir Nabokov, el autor de Lolita, y a Ian Fleming, el creador de James Bond.

LEE: Hugh Hefner: un ícono cultural que ayudó a cambiar el mundo

La lista de los escritores que compartieron espacio con las fotos de mujeres desnudas en la revista, y que se convirtieron en gigantes de la literatura mundial, es larga: Jack Kerouac, John Updike, Joyce Carol Oates, Joseph Heller, Margaret Atwood, Kurt Vonnegut, Truman Capote, Gabriel García Márquez, Haruki Murakami.

Norman Mailer escribió sobre el famoso "Estruendo en la selva" – la pelea entre Muhammad Alí y George Foreman, en 1974 en las páginas de Playboy.

Fahrenheit 451, la obra cumbre de Ray Bradbury, fue publicada por entregas en Playboy luego de ser publicada como un libro, en 1953.

La gran caza del tiburón, célebre obra del periodismo gonzo escrita por Hunter S. Thompson, nació con un artículo escrito para la revista en 1974, sobre las juergas de los pescadores estadounidenses en Cozumel (México).

LEE: El conmovedor mensaje y video con el que Pamela Anderson le dice adiós a Hugh Hefner

A los escritores que publicaban en Playboy se les daba el estatus de estrellas de rock, según Thompson, quien publicó en esa revista extensos artículos sobre drogas, armas, alcohol y política. Alguna vez contó que relacionistas públicos mexicanos lo trataron como un “dignatario con gran estilo”, refiriéndose a él como Señor Playboy.

“Cuando llegué a Cozumel, un lunes en la tarde, todo el mundo que tuviera alguna influencia en el negocio del turismo en la isla estaba medio loco con la conmoción de la idea de tener entre ellos a un escritor de Playboy real y genuino”, escribió Thompson.

En otro artículo, no para Playboy, que fue republicado en La gran caza del tiburón, Thomspon presumió de usar una falsa identificación de un fotógrafo de Playboy para que lo trataran mejor cuando cubría el Derby de Kentucky.

LEE: 5 cosas que quizá no sabías de Playboy

Gloria Steinem tuvo una gran oportunidad no solo escribiendo para Playboy, sino sobre Playboy.

El ícono del feminismo estadounidense entró a trabajar de manera encubierta como conejita Playboy en 1963 y escribió sobre esa experiencia para la revista Show. Su texto se tituló “A Bunny’s Tale” (La historia de una conejita) y está lleno de frases como “el Cuarto de las Conejitas era caótico y estaba lleno del surtido usual de las chicas en tacones altos, y poco más”.

MIRA: Esto es lo que no sabes del legado de Hugh Hefner

La mirada que Steinem dio al interior del imperio creado por Hefner, ayudó a lanzar su carrera. Después de eso, ella ayudó en el nacimiento de la revista New York y cofundó Ms.

“Me miré por última vez en el espejo”, escribió Steinem, para describir su preparación para una noche de trabajo en el Club Playboy. “Una criatura con pestañas larguísimas, orejas de satín azul y unos senos desbordados”.