(CNN) - El Departamento de Estado está retirando a todas las familias de empleados y personal no esencial de Cuba, después de una serie de misteriosos ataques acústicos contra diplomáticos estadounidenses, según dos funcionarios estadounidenses.

La embajada seguirá operando con un personal reducido. Las fuentes dijeron que Estados Unidos dejará de emitir visas en Cuba de inmediato.

La decisión se produjo después de una revisión exhaustiva de la seguridad de los diplomáticos estadounidenses en La Habana y de las discusiones con el gobierno cubano, que ha negado cualquier participación en los ataques.

La reacción de Cuba

El ministro de Relaciones Exteriores reaccionó a la determinación de Estados Unidos y la calificó de "apresurada". Además señaló que la medida "afectará las relaciones bilaterales".

En un comunicado emitido en la tarde de este viernes, la directora del departamento para Estados Unidos en la cancillería cubana, Josefina Vidal Ferreiro, enfatizó en que el gobierno de la isla "no tiene responsabilidad por los supuestos actos y cumple seriamente y rigurosamente sus obligaciones". La declaración además reiteró "la voluntad de Cuba en continuar una cooperación activa entre las autoridades de los dos países, para la plena clarificación de estos hechos".