(CNN) – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aceptó este viernes la renuncia de su secretario de Salud, Tom Price, quien se encuentra en medio de un escándalo por su uso de aviones privados.

La salida de Price se produce justo cuando el inspector general del departamento lo investiga por usar aviones privados para múltiples viajes de negocios del gobierno, incluso en desplazamientos cortos como de Washington a Filadelfia.

La polémica enfureció a Trump, quien consideró la situación como una distracción innecesaria de su agenda. Durante esta semana, el presidente se molestó con los asesores por los vuelos de Price, que calificó de "estúpidos", según lo confirmaron múltiples fuentes.

Además,  la propuesta de Price de reembolsarle al gobierno una parte de los costos que generaron dichos viajes no calmó los ánimos. Todo lo contrario: contribuyó a que el mandatario se enojara aún más.

Price y sus asesores insistieron en que los viajes realizados en un jet charter privado fueron aprobados por las habituales oficinas legales y éticas  del Departamento de Salud. Sin embargo, la aparición de un millonario secretario que viajaba en avión para trayectos que podían

Pero, la aparición de un millonario secretario de gabinete que viajaba en avión para recorrer trayectos que se podían realizar por otros medios mucho más baratos, resultó ser una pesadilla un gobierno que ya es acusado de no relacionarse con los ciudadanos.

Price es la última víctima de un gabinete que, en los primeros ocho meses de gobierno, ha visto salir a  buena parte de sus altos funcionarios. Desde que llegó a la Casa Blanca, Trump despidió o aceptó las renuncias de su asesor de seguridad nacional, secretario de Prensa, director de Comunicaciones, jefe de estrategia, secretario interino de Justicia y director del FBI.

Trump se enfureció porque las acciones de Price afectaron su promesa de "calmar las aguas", aunque este funcionario no es el único miembro del gabinete que ha utilizado aviones charter privados para viajar por todo el país. El administrador de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, Scott Pruitt, y el secretario del Interior, Ryan Zinke, volaron en aeronaves privadas durante sus mandatos.