(CNN) - El cuestionado referéndum independentista de Cataluña descendió en el caos el domingo cuando la Policía Nacional de España irrumpió en centros de votación y confiscó boletas y material electoral. 

Policías antidisturbios fueron desplegados en la región mientras las autoridades españolas intentaban evitar que la votación se llevara a cabo.

LEE: Cinco preguntas y respuestas para entender qué pasa en Cataluña

La alcaldesa de Barcelona, la capital regional, dijo que miembros de la Guardia Civil habían disparado balas de goma mientras la gente intentaba votar.

Unas 893 personas resultaron heridas en enfrentamientos con la policía, dijo el Ministerio de Salud de Cataluña.

Añadió que 96% de las mesas de votación estaban en operación.

Los servicios de emergencia catalanes respaldaron la cifra al ser consultados por CNN.

En tanto, el Ministerio del Interior dijo en Twitter que 19 agentes de la Policía Nacional y 14 de la Guardia Civil habían resultado heridos.

En Girona, donde el presidente de la Generalitat (gobierno de Cataluña), Carles Puigdemont, debía votar, la policía irrumpió en el recinto rompiendo una puerta de cristal. Puigdemont votó en una localidad cercana.

Miembros de la Guardia Civil rompen la puerta de cristal del centro de votación donde votaría el presidente catalán. (LLUIS GENE/AFP/Getty Images)

Jordi Turull, ministro de la presidencia de la Generalitat y portavoz del gobierno regional, acusó al gobierno central de ser responsable de "un estado de violencia no visto en España desde la época de Franco", en referencia al dictador Francisco Franco, quien gobernó el país con puño de hierro durante 36 años hasta 1975.

El gobierno español se ha opuesto implacablemente a cualquier movimiento de ruptura en la región del noreste del país, y el máximo tribunal español declaró el referéndum como ilegal.

La cuenta oficial de Twitter del Ministerio del Interior de España dijo en una serie de tuits que la Policía Nacional y la Guardia Civil estaban cumpliendo con las órdenes de un juez y mostró una imagen del material decomisado.

En otro tuit, el ministerio mostró la actuación de la policía en un centro de votación en Barcelona, en medio de protestas.

El gobierno separatista de Cataluña  sigue confiando en que el referéndum saldrá adelante. Muchas de las escuelas donde se instalarían los centros de votación habían sido ocupadas en los últimos dos días para asegurar que permanecieran abiertas el día de la votación.

La disputa entre el gobierno regional en Barcelona y el gobierno español ha aumentado en las últimas semanas, con masivas protestas a favor y en contra del referéndum en la región y otras ciudades de España.

El sábado, miles de personas protestaron en Madrid contra el referéndum en Cataluña.

En los días previos a la votación, las autoridades bloquearon una aplicación para la localización de centros de votación y confiscaron el software para el conteo de votos.

Los 5,3 millones de votantes en la lista electoral en Cataluña debían responder sí o no a una pregunta: "¿Quiere que Cataluña sea un estado independiente, en la forma de una república?".

Los centros de votación cerrarán a las 8 p.m. hora local del domingo. Los primeros resultados se esperan alrededor de las 10 p.m. hora local.

El gobierno español culpa a la Generalitat

"La loca carrera por derrocar la legalidad" por parte del gobierno catalán es la culpable del desorden en Cataluña este domingo, dijo la vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santa María, en una conferencia de prensa en Madrid.

La vicepresidenta justificó las acciones de la policía en Barcelona diciendo que "su objetivo siempre ha sido el material electoral, no la gente". Luego llamó al gobierno catalán a "cesar su comportamiento irresponsable".

"La vergüenza de Europa"

Jordi Turull, ministro de la presidencia de la Generalitat y portavoz del gobierno regional, calificó los actos del Estado español en Cataluña como "la vergüenza de Europa" y "un verdadero escándalo internacional", durante una conferencia de prensa el domingo, añadiendo que España "podría tener que responder por sus acciones ante cortes internacionales".

Respondió a las declaraciones del gobierno español de que la fuerza policial solo fue usada para confiscar material electoral y no contra la gente, citando la cifra de 467 personas heridas y añadiendo que "no se decomisa material con balas de goma y gas pimienta".

Turull conminó a votar a los que no lo hubieran hecho y dijo que "millones" habían votado a pesar del cierre de 319 centros electorales por la policía. Dijo que los centros seguirán abiertos hasta las 8 p.m. hora local.

"Hoy no ha habido un referéndum" 

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, dio un mensaje al país en relación al referéndum en Cataluña. (JAVIER SORIANO/AFP/Getty Images)

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, dijo que no había habido ningún referéndum de independencia en Cataluña y que los catalanes habían sido engañados para participar en una votación ilegal.

"A esta hora puedo decirles con toda rotundidad lo que todos ustedes ya saben y lo que hemos constatado a lo largo de esta jornada: hoy no ha habido un referéndum de autodeterminación en Cataluña", dijo Rajoy en un mensaje dirigido a la nación. "Hoy todos los españoles hemos constatado que nuestro estado de Derecho mantiene su fortaleza y su vigencia, que responde a quienes lo contravienen, que reacciona frente a los que lo quieren subvertir, que actúa con todos sus recursos legales ante cualquier tipo de provocación y que lo hace con eficacia y con serenidad".

"Tengo muy presente a tantos catalanes a quienes se engañó al convocarles a participar en una movilización ilegal, desarticulada logísticamente y sin ningún tipo de garantía. Entiendo la frustración que hoy pueden sentir y lo lamento sinceramente", dijo.

"El referéndum que pretendía liquidar la Constitución Española e independizar a una parte de nuestro país sin contar con la opinión del conjunto de los españoles simplemente no ha existido", dijo en el mensaje.

El presidente agradeció a la policía y dijo que esta había actuado con "firmeza y serenidad".

"Hemos hecho lo que teníamos que hacer. Somos el Gobierno de España y yo soy el presidente del Gobierno de España, y he asumido mi responsabilidad", dijo.

"Una página penosa en la historia de España"

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, dijo que "España ha escrito una página penosa en su historia", en referencia a los cientos de heridos durante enfrentamientos con la policía el domingo.

En un mensaje por televisión desde Barcelona, Puigdemont dijo que Cataluña había "ganado el derecho a un estado independiente, constituido como una república" y que los resultados del referéndum serán enviados al parlamento catalán, como dicta la ley sobre la votación.