(CNN) - En medio de las repercusiones por la masacre en Las Vegas, la excandidata presidencial por el Partido Demócrata Hillary Clinton puso sobre la mesa de discusión el proyecto de ley sobre armas que actualmente se debate en la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

“La multitud huyó con el sonido de los disparos. Imaginen las muertes que habría habido si el atacante hubiera tenido un silenciador, que la NRA (siglas en inglés de Asociación Nacional del Rifle) quiere que se consiga más fácilmente”, tuiteó Clinton este lunes en la mañana.

Luego, escribió: “Nuestro dolor no es suficiente. Podemos y debemos dejar la política de lado, ponernos en pie con la NRA y trabajar de manera conjunta para tratar de evitar que esto vuelva a pasar”.

El proyecto de ley sobre protección auditiva, que haría que los compradores adquieran más fácilmente silenciadores para las armas, es parte de una medida bipartidista más amplia que busca disminuir las restricciones para transportar armas entre estados y limita la ya restringida categoría de munición que perfora blindajes. Quienes lo apoyan señalan que los silenciadores no callan las armas, pero sí reducen su nivel de decibeles y amortigüan el sonido.

El Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes aprobó el mes pasado un paquete de leyes más amplio, que busca “expandir las oportunidades para el tiro recreativo, de caza y de pesca” y “aumenta la seguridad y la protección auditiva de los que practiquen esos deportes”. El proyecto de ley todavía debe ser votado en el pleno de la Cámara y necesita pasar en el Senado.

Cuando las autoridades entraron a la habitación del atacante de Las Vegas, en el piso 32 del Hotel Mandalay Bay, encontraron un depósito de armas que incluía 10 rifles, según dijo el sheriff de la Policía Metropolitana de Las Vegas Joseph Lombardo. Las autoridades aún no han dicho si encontraron silenciadores en la habitación o entre el armamento.

Durante la campaña presidencial de 2016, Clinton mencionó en repetidas ocasiones la necesidad de tener leyes más fuertes para controlar las armas que están en manos de los ciudadanos estadounidenses. El anterior tiroteo más mortal en la historia moderna de Estados Unidos la masacre en la discoteca Pulse, de Orlando, que dejó 49 muertos– ocurrió en junio de 2016, en plena campaña.

Las autoridades dicen que al menos 59 personas murieron en Las Vegas la cifra podría aumentar porque hay cientos de heridos y, con eso, el tiroteo ocurrido este domingo durante un concierto de música country se convierte en el más mortífero de la historia moderna de EE.UU.

MIRA: Hermano de atacante de Las Vegas: Sabía de un par de pistolas, pero no de un arma automática

El proyecto de ley sobre protección auditiva fue presentado por el senador republicano Jeff Duncan, quien ha dicho públicamente que sufrió pérdida de audición en su oído izquierdo después de cazar sin orejeras o tapones para los oídos.

Actualmente, las leyes federales son más restrictiva para los silenciadores que para las armas de fuego. Los compradores deben someterse a un proceso de aprobación que dura 9 meses y que incluye presentar las huellas digitales y una foto, además de pagar 200 dólares de impuestos. El proyecto de ley busca eliminar esos pasos para que comprar un silenciador sea más fácil que comprar un arma de fuego.

Uno de lo defensores más importantes de los silenciadores es Donald Trump Jr., el hijo mayor del presidente Donald Trump y ávido cazador. El año pasado, Trump Jr. apareció en un video de SilencerCo.

Como ha ocurrido con otros tiroteos masivos, algunos legisladores demócratas salieron rápidamente este lunes a presionar para promulgar más leyes de control de armas.

David Becker/Getty Images.

“A mis colegas: su cobardía no puede ser encubierta por pensamientos y oraciones”, tuiteó el senador demócrata por Connecticut Chris Murphy. “Nada de esto dejará de pasar a menos de que hagamos algo para detenerlo”.

“Debemos detener esta carnicería. Hablar y rezar más no salvará vidas. Solo las acciones y los cambios reales en nuestras leyes podrán hacerlo”, tuiteó por su parte el senador demócrata por Maryland Ben Cardin.

Y hubo quienes fueron mucho más específicos sobre el armamento en Estados Unidos.

“Cuando hay una amplia circulación de armas de guerra, obtienes recuentos de víctimas como si estuvieras en guerra. Eso no era lo que los fundadores (del país) tenían en mente”, escribió en Twitter el senador demócrata por Oregon Jeff Merkley. “El proyecto de la Cámara de Representantes para hacer más fácil el acceso a los silenciadores = mayores masacres en este tipo de tiroteos. Idea terrible”.

“El Congreso debería ocuparse del tema y votar una legislación para prohibir armas de estilo militar”, dijo también a través de Twitter el senador demócrata por Pensilvania Bob Casey.

Un estudio reciente del Centro Pew mostró que el 52% de los estadounidenses sienten que las leyes federales sobre armas deberían ser más estrictas de lo que son ahora, mientras el 18% siente que deberían ser menos estrictas y el 30% opina que están bien como están.

Deirdre Walsh, de CNN, contribuyó con este informe.