(CNN Español) - El presidente de EE.UU. Donald Trump se enfocó en una sola tarea cuando aterrizó en Puerto Rico: describir la respuesta de su administración a la devastación en la isla aún en recuperación como un tremendo éxito.

Trump se fue de la isla casi una hora antes de lo previsto.

Durante una poco común mesa redonda con funcionarios federales y locales, destacó la respuesta federal y dio elogios para aquellos que han sido más complacientes a su administración, a pesar de que muchos residentes en la isla siguen sin acceso a servicios básicos y han criticado la respuesta federal.

El presidente también pareció culpar a la isla y a sus 3,5 millones de residentes por haber lanzado el presupuesto federal "un poco fuera de control".

"Odio decirte Puerto Rico, pero has lanzado nuestro presupuesto un poco fuera de control", dijo Trump con una sonrisa. "Porque hemos gastado mucho dinero en Puerto Rico y eso está bien, hemos salvado muchas vidas".

Pero la mayor parte de las declaraciones de Trump se centraron el martes en elogiar la respuesta de su administración al destructivo huracán María, aun cuando más de la mitad de los residentes todavía no tienen acceso al agua potable y casi toda la isla sigue sin energía eléctrica.

Trump elogió a altos funcionarios de su administración ante las cámaras. Dijo a los funcionarios que deberían estar "muy orgullosos" de que sólo 16 personas murieron en el huracán, comparando el número de muertos a los más de mil que murieron por el huracán Katrina.

En Puerto Rico han muerto 34 personas como consecuencia del huracán.

Una funcionaria que Trump no elogió fue la alcaldesa de la capital de Puerto Rico, San Juan, Carmen Yulín Cruz, a quien Trump criticó en Twitter durante el fin de semana luego de que ella expresara su frustración con el ritmo de la respuesta federal.

"Falta de sensibilidad"

Cruz a su vez, respondió a las palabras de Trump sobre el presupuesto. "Creo que sólo demostró falta de sensibilidad. Sus comentarios ocurren cuando la gente está esperando ser consolada y la gente está esperando francamente que diga qué acciones se van a tomar y eso es lo que sucedió en la segunda parte".

"Cuando lo escuché decir y cito: 'Puerto Rico ha lanzado nuestro presupuesto fuera de control por todo el dinero que hemos gastado aquí'. No te hace sentir bien y otra vez, se trata de dos cosas, se trata de respeto para el pueblo puertorriqueño y se trata de salvar vidas".

Cruz le dijo a Leyla Santiago, de CNN, que tuvo un intercambio limitado con Donald Trump en San Juan, durante el cual dijo que le dijo al presidente que "se trata de salvar vidas, no de política". La alcaldesa dijo que esa era la principal interacción que tenían.

El viaje de Trump a Puerto Rico viene en medio de frustración en la isla en función de la respuesta federal a la catástrofe. Los residentes siguen luchando para obtener acceso a alimentos y combustible casi dos semanas después de que la tormenta golpeara.

Con información de Jeremy Diamond y Leyla Santiago