(CNN Español) - En la primera entrevista que ofrece desde la medida de prisión preventiva contra Jorge Glas, el exvicepresidente Rafael Correa atacó al presidente Lenín Moreno, a quien tilda de mentiroso, traidor y buen actor, por presuntamente haberlo engañado por más de 10 años. Argumenta que Moreno aprovechó la plataforma de Alianza País para llegar al gobierno y luego sacó su verdadero tinte político.

Durante la entrevista, el expresidente también defiende a Jorge Glas, alegando que es un funcionario que no roba ni deja robar y que precisamente por eso lo odian.

"Diez años me engañó, un cinismo extremo. Ya comprendí que es un mentiroso compulsivo. Decía que cuando le propusimos la candidatura en Ginebra, me dijo que estaba en desacuerdo con todo. ¡Mentira!", dijo Correa sobre Moreno.

"Era gente que nunca estuvo con nosotros, estaban con la oposición, nos odiaban. Y otro grupo que probablemente se radicalizó en esa anima versión hacia mí, siempre hay un grupo que me echó contra en Alianza País", añadió.

Según Correa, es una "bajeza" que Moreno utilice el discurso anticorrupción contra sus compañeros "porque da rédito político".

El exmandatario considera que bajo el pretexto de libertad de prensa ahora se han vulnerado las leyes y que no es cierto que su gobierno cerrara medios de comunicación. "Ahora se juzga en los titulares, no en los tribunales", dijo.

Correa, que ha criticado el proceso contra Jorge Glas y defendido su nombre, asegura que en ese caso hay "persecución".

"El mundo tiembla: un hombre inocente está en la cárcel", aseguró, refiriéndose a Glas.

Correa manifestó que la única razón por la que salió de su retiro del ámbito público ahora que está en Bélgica es porque nunca imaginó "que el nuevo gobierno fuera atentar contra ese sueño colectivo".

¿Se sentaría a hablar con Moreno ahora? Correa dice que hablaría hasta "con el diablo" y que había dicho que jamás sería como el "Uribe de Colombia".