(CNN) - Varios de los anuncios publicitarios que Facebook le vendió a cuentas con vínculos rusos estaban específicamente dirigidos a Michigan y Wisconsin, dos estados cruciales para la victoria de Donald Trump, en las elecciones presidenciales de Estados Unidos de noviembre de 2016, según cuatro fuentes con conocimiento directo del tema.

Algunos de los anuncios rusos al parecer eran altamente sofisticados para enfocarse en grupos demográficos clave en estados que resultaron ser decisivos, aseguraron dos de las fuentes. La publicidad empleó una serie de mensajes divisivos que buscaban irrumpir en la caótica campaña de anuncios en línea, incluyendo mensajes que promovían el antislamismo, según las mismas fuentes.

Aún no está claro hasta cuándo y cuáles regiones del país fueron objetivo de esos anuncios publicitarios. Y aunque una fuente dice que un gran número de esos anuncios aparecieron en áreas que no fueron fuertemente disputadas en la elección, algunos claramente estaban encaminados a agitar la opinión pública en los campos más disputados.

LEE: Exclusiva CNN: Facebook vendió publicidad de "Black Lives Matter" a cuentas rusas durante elecciones de 2016

En las pasadas elecciones, Michigan registró la contienda más apretada de Estados Unidos: Trump venció a la candidata demócrata Hillary Clinton por unos 10.700 votos, de un total de 4,8 millones de votos emitidos.

Wisconsin también fue uno de los estados más apretados: Trump ganó allí solo por 22.700 votos.

Ambos estados, que Trump se llevó por menos del 1% de diferencia, fueron claves en su victoria final en los votos del Colegio Electoral, que son los que finalmente deciden quién se queda con la Presidencia.

Las fuentes no especificaron en qué momento de 2016 se publicaron esos anuncios publicitarios en Michigan y Wisconsin.

Como parte de sus investigaciones, tanto el fiscal especial Robert Mueller como los comités del Congreso están tratando de determinar si los rusos recibieron alguna ayuda de los colaboradores de Trump para dirigir esa publicidad.

Funcionarios de la Casa Blanca no pudieron ser contactados para hacer comentarios sobre este artículo.

El presidente y los funcionarios de la Casa Blanca han insistido en que no existió ningún tipo de colusión con Rusia, y Trump sostiene que todo el asunto es un “fraude”.

El foco en Michigan y Wisconsin también entrega más evidencia que apunta a que los rusos vinculados con esto emplearon muchas tácticas que, potencialmente, buscaban interferir en la elección.

A principios de septiembre, Facebook reconoció que una cuarta parte de los 3.000 anuncios publicitarios que le vendió a Rusia durante la campaña presidencial en Estados Unidos estaban dirigidos a ubicaciones geográficas específicas, aunque no dio detalles sobre esas ubicaciones.

El gigante de las redes sociales asegura que los anuncios que estaban geográficamente dirigidos fueron más frecuentes en 2015 que en 2016. En total, Facebook calcula que todo el esfuerzo ruso fue visto por unos 10 millones de personas.

El representante Adam Schiff, líder demócrata de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, le dijo a CNN que el panel todavía está evaluando el desglose geográfico completo de los anuncios comprados por Rusia y si recibieron alguna ayuda por parte de personas relacionadas con la campaña de Trump.

Una persona con conocimiento directo del tema dijo que varios de los anuncios buscaban llegar a electores que podían ser susceptibles ante mensajes antislamistas, sugiriendo incluso que los musulmanes eran una amenaza para el estilo de vida de Estados Unidos. Esos mensajes pudieron llamar la atención de personas atraídas por las ideas de Trump sobre la inmigración y los llamados a prohibir la entrada de musulmanes a EE.UU.

Schiff dijo que  la Comisión planea investigar anuncios que sugerían que los musulmanes apoyaban a Clinton, y de qué manera se dirigieron a personas que habían estado buscando en internet por los Hermanos Musulmanes y otros temas que mostrarían que eran críticos del islam.

LEE: Facebook entregará al Congreso información sobre publicidad vendida a cuentas rusas

La semana pasada, CNN reportó que al menos uno de los anuncios publicitarios comprados por los rusos a Facebook durante la campaña presidencial de 2016 hacía referencia al movimiento Black Lives Matter y fue específicamente dirigido para alcanzar audiencias en Ferguson, Missouri, y Baltimore, según afirmaron fuentes con conocimiento del tema.

Y este es solo el comienzo de la investigación sobre los 3.000 anuncios vendidos por Facebook, que incluyen un amplio rango de temas que van desde la Segunda Enmienda hasta los derechos civiles y, según las fuentes, buscaban cambiar o suprimir el voto y sembrar descontento entre el electorado.

Por ahora “solo estamos mirando la punta del iceberg”, dijo el senador republicano John Cornyn.