(CNN) - Stephen Paddock le disparó a un guardia de seguridad antes de abrir fuego contra los asistentes a un concierto en Las Vegas el fin de semana pasado, dijo el sheriff del condado de Clark, Joseph Lombardo. El guardia estaba investigando una alarma que indicaba que una puerta había quedado abierta en el mismo piso de la habitación de Paddock.

Paddock le disparó a Jesús Campos en la pierna, hiriéndolo a las 9:59 p.m. el 1 de octubre, según Lombardo.

A las 10:05 p.m, Paddock disparó numerosas rondas a la multitud en el festival Route 91 desde su habitación en el piso 32 del Mandalay Bay Resort y Casino, dijeron las autoridades. Continuó disparando durante unos nueve a once minutos.

Los últimos disparos de Paddock fueron disparados a las 10:15 p.m., según un cronograma de la policía. Las autoridades todavía no saben qué le hizo dejar de disparar, dijo Lombardo. Cuando los oficiales entraron en la habitación, Paddock estaba muerto por una herida de tiro autoinfligida.

El detalle refleja un cambio en la línea de tiempo que la policía había proporcionado anteriormente. Las autoridades habían dicho anteriormente que creían que Campos había hecho que Paddock dejara de disparar por la ventana, y que Paddock no disparó más veces después de herir al guardia.

"Lo que hemos sabido es que el señor Campos fue encontrado por el sospechoso antes de disparar hacia afuera", dijo Lombardo.

Los investigadores siguen reuniendo evidencias dejadas en la habitación del hotel y están investigando los antecedentes de Paddock para determinar por qué el contabilista jubilado cometió el peor tiroteo masivo en la historia moderna de Estados Unidos.

Lombardo dijo que la policía no encontró "pruebas para demostrar que hubo un segundo tirador".

Janet DiGiacomo de CNN contribuyó a este informe.