(CNN Español) – Una sustancia para desparasitar ganado: ese fue el método con el que Eliana María Sánchez Cano intentó envenenar a su hijo de tres años, el 6 de julio de 2015, en Colombia. Según algunos testigos, la mujer aseguraba que prefería ver al niño muerto antes que entregárselo a los familiares del padre biológico, de acuerdo a lo reportado por la Fiscalía colombiana.

Y este jueves la justicia del país se pronunció sobre el caso. La mujer de 34 años fue condenada a 12 años y 6 meses de prisión por el delito de tentativa de homicidio agravado. Tras llegar a un preacuerdo con el ente acusador, la mujer aceptó los cargos. Sin embargo, añade el comunicado de la Fiscalía, la defensa apeló la decisión. Así que ahora el caso quedará en manos de la Sala Penal del Tribunal Superior de Medellín.

Ni la mujer ni sus abogados se han pronunciado sobre el caso.

No sólo fue el veneno

Luego de que la mujer le diera un frasco entero del desparasitante su hijo, el pequeño fue llevado de urgencias a un hospital de la ciudad de Medellín. La Fiscalía reportó que el menor tenía síntomas como diarrea aguda, dolor estomacal y cefalea. Pero la madre parecía empeñada en lograr su propósito.

Cuando el niño estaba hospitalizado, Sánchez “intentó desconectarlo de los aparatos que lo mantenían con vida”, como lo pudieron establecer los investigadores del caso. El dictamen del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, citado por la Fiscalía, señaló que el menor quedó con daños permanentes en el corazón, en las extremidades superiores y en los sistemas nervioso central, de locomoción y digestión.

La directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Karen Abudinen, señaló que, hasta el pasado 29 de septiembre, la entidad había abierto 7.106 procesos de protección para niños, por maltrato infantil físico, psicológico y por negligencia. "Garantizar los derechos de nuestros niños no es solo garantizar la salud, la nutrición y la educación. Por eso hago un llamado a los padres de familia, a los maestros y a toda la sociedad para que cuidemos a los niños y no los dejemos solos, porque 7.000 casos no pueden estar en un país donde ya hemos firmado la paz”, señaló cuando instaló el foro Violencia contra la Niñez.

Además, el Instituto de Medicina Legal reportó que entre enero y junio de este año se reportaron 3.771 casos de lesiones por violencia intrafamiliar en niños entre los 0 y los 14 años. Además de otros 2.277 casos por violencia interpersonal.