(CNN Español) - El Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU) de Brasil ordenó este miércoles el bloqueo de los bienes de la expresidenta Dilma Rousseff por los prejuicios ocasionados en la compra de la refinería Pasadena, en el año 2006, informó la agencia estatal de noticias Agencia Brasil.

En ese entonces, la compañía estatal de petróleos Petrobras había comprado el 50% de la refinería Pasadena, en Texas, por un valor de 360 millones de dólares, reporta Agencia Brasil. Sin embargo, debido a “cláusulas del contrato”, agrega el reporte, la petrolera tuvo que comprar toda la refinería por un valor total de 1.818 millones de dólares.

En esta foto aparece la expresidenta de Brasil Dilma Rousseff hablando durante una conferencia de prensa promovida por el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO) y la Fundación por la Democracia en un hotel de Ciudad de México, en abril de 2017. (Crédito: YURI CORTEZ/AFP/Getty Images)

El TCU aseguró que el prejuicio por la compra de la refinería alcanzó los 580,4 millones de dólares.

La compra fue aprobada por unanimidad por el Consejo de Administración de Petrobras el cual lideraba Rousseff.

“Hubo error en las decisiones tomadas por el Consejo de Administración de Petrobras en la compra de la refinería”, aseguró el relator del proceso, el ministro Vital do Rego, citado por Agencia Brasil.

El embargo durará un año, según la agencia.

"A primera vista todas estas circunstancias podrían indicar una probable deficiencia gerencial o incluso decisiones tomadas sobre la base de escenarios pertinentes, pero que no se realizaron”, dijo Do Rego. “Sin embargo, la profundización de las apuraciones y toda la documentación aquí cargada indican mala gestión intencional con la finalidad de encubrir desvíos ", argumentó el ministro.

A través de un comunicado, los asesores de Rousseff rechazaron la decisión del TCU y dijeron que “no hay pruebas de cualquier ilícito por parte del Consejo Administrativo de Petrobras”.

“La compra del 50% de las acciones de Pasadena se hizo sobre la base de evaluaciones e informaciones jurídicas y financieras consideradas íntegras y cabales”, dice el comunicado publicado este miércoles. “Dos años después, el Consejo fue informado de que tales informaciones eran parciales e incorrectas, transmitidas por director hoy condenado por corrupción”.

Dilma Rousseff presentará el recurso para comprobar que no hubo irregularidades o que el Consejo no tuvo conocimiento de actos ilegales en la transacción, agrega el comunicado.

El bloqueo de bienes también afecta al exministro de Hacienda Antonio Palocci (que fue condenado a 12 años de prisión por corrupción y blanqueo por el caso Lava Jato) y al expresidente de Petrobras José Sergio Gabrielli, que en agosto ya había sido condenado a pagar una millonaria multa por este caso, según Agencia Brasil. Ambos hacían parte del Consejo Administrativo de Petrobras en esa época.