(CNN Español) - Un estudio científico publicado este jueves por la revista Current Biology acaba de revelar una nueva teoría sobre el origen genético de los Rapa Nui, los pobladores milenarios de la isla de Pascua, anclada en medio de la nada, en pleno Océano Pacífico.

Una de las muchas teorías sobre los Rapa Nui que dejaron para la posteridad las enormes estatuas monolíticas que caracterizan a la remota isla de Pascua, llamadas móai trazaba su origen en América Latina y otra decía que podía estar incluso en América del Norte.

De acuerdo con la nueva investigación realizada por la Universidad de California, titulada “El ancestro genético de los Rapa Nui antes y después del contacto con los europeos”, los rastros de ADN de los antiguos habitantes de Pascua pertenecen a los polinesios.

MIRA: Rapa Nui, la nueva meca para enseñarles música a niños

Los famosos Moaís, las estatuas de piedra de la cultura Rapa Nui, en la Isla de Pascua. (Crédito:
GREGORY BOISSY/AFP/Getty Images).

Según los autores, sus hallazgos coinciden con “evidencias arqueológicas” previas, que aseguraban que los primeros pobladores de la isla eran de origen polinesio y llegaron allí hacia el año 1.200.

Entre las conclusiones del trabajo, los investigadores también destacan que no se encontró ninguna mezcla de nativos o indígenas americanos en los Rapa Nui, antes o después de su contacto con los europeos.

El misterio que sigue sin resolverse, según admiten los investigadores, es “la naturaleza de los eventos” que se dieron antes del primer contacto de los pobladores de la isla con los europeos, en 1722.

Los investigadores, liderados por Lars Fehren-Schmitz, hicieron análisis paleogenéticos de cinco muestras individuales excavadas entre 1986 y 1988 en Ahu Nau Nau uno de los sitios arqueológicos más visitados por los turistas que llegan a la isla de Pascua, ubicado en Anakena que pertenecen a antes y después del contacto con los europeos. En su estudio, analizaron los genomas mitocondriales y autosómicos y así llegaron a la conclusión de que corresponden a la diversidad genética de los actuales y antiguos polinesios.

LEE: Y la mejor isla del mundo es...

Los autores del estudio también aseguran que aunque la información genética que obtuvieron “es limitada, debido a la desfavorable preservación del ADN”, estadísticamente sus hallazgos están bien sustentados.

La investigación recuerda que ya se ha documentado que entre 1722 y 1862, al menos 53 barcos provenientes de América y Europa llegaron a la isla de Pascua y a otras islas polinesias. Actualmente, la isla de Pascua pertenece a Chile, cuya parte continental está ubicada a unos 3.700 kilómetros de distancia.