(CNN Español) - Contra los pronósticos de la mayoría de encuestas y analistas, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) obtuvo la victoria en 17 de los 23 estados tras las elecciones regionales de este domingo en Venezuela, según lo comunicó el Consejo Nacional Electoral (CNE) unas cuatro horas después de que cerraron las urnas.

Los expertos habían predicho que la oposición lograría un importante triunfo este domingo. “Si la votación es totalmente libre y limpia, (la oposición) probablemente ganará entre 18 y 21 estados”, aseguró un análisis de Eurasia Group.

Los mismos números dados por Luis Vicente León, presidente de la firma Datanálisis, quien días antes de las elecciones afirmó que la participación sería cercana al 60% y dijo que en el escenario más optimista, la oposición podría ganar entre 18 y 21 gobernaciones y, en el más pesimista, obtendría una mayoría “pero pírrica, muy cercana a la mitad”. En ningún caso, aseguró, era posible que perdiera como lo hizo.

Según los datos ofrecidos por la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, la participación electoral sí fue la prevista 61,14%– pero el PSUV conquistó 17 gobernaciones y la oposición, reunida en la la coalición de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), se impuso solo en 5. Todavía queda un estado por definir: Bolívar.

LEE: Oficialismo gana 17 de las 23 gobernaciones en Venezuela; la oposición denuncia fraude

La oposición había logrado un importante triunfo en las últimas elecciones legislativas del 2015 y, este domingo, horas antes del anuncio del CNE, proclamó una “victoria gigantesca” en estos comicios regionales, aplazados en varias ocasiones por las autoridades electorales.

El oficialismo llegó a esta cita electoral con todas las gobernaciones, excepto tres, y logró arrebatarle a la oposición el estado de Miranda, considerado la 'joya de la corona' y hasta ahora gobernado por líder opositor y dos veces candidato a la presidencia Henrique Capriles.

De acuerdo con analistas consultados por CNN en Español, estas serían las tres razones fundamentales que explicarían los resultados de estas elecciones:

1. La mayoría de la abstención habría sido de opositores o independientes

En entrevista con CNN en Español, León dijo este lunes que la victoria abrumadora del oficialismo no se debe a un solo factor sino a una suma de elementos, entre los cuales está el hecho de que los resultados de las elecciones nacionales son distintos a los resultados de las elecciones regionales, sobre todo por el índice de participación y abstención, que impacta de manera más directa cuando está focalizado en zonas específicas.

“Una elección regional con un 60% de participación no necesariamente tiene que reflejar la participación de todo el país”, afirmó León. Según él, “si la mayoría de los venezolanos que se abstuvieron” este domingo son “opositores o independientes que votan en contra del gobierno, entonces es lógico que los resultados no se parezcan a los de una elección nacional”.

En una charla con Café CNN este lunes en la mañana, el abogado y analista venezolano José Vicente Haro señaló que mientras gran parte de la oposición pudo haberse abstenido de votar o tal vez no pudo hacerlo por dificultades logísticas, los seguidores del chavismo votaron con disciplina, como siempre lo hacen.

LEE: 5 preguntas para entender las elecciones de este domingo en Venezuela

2. Sesgo en el proceso electoral

Haro y León coinciden también en que hechos como el traslado a última hora de centros de votación que habría impedido que varias personas depositaran su voto o la desigualdad de recursos en las campañas pudieron sesgar el proceso electoral e incidir en el resultado.

“Esta elección no fue competitiva, de entrada tenía sesgos electorales pues un bando no tuvo la capacidad de sustituir a candidatos, hubo movilizaciones focalizadas de electores de una mesa a otra y el gobierno tenía la ventaja de contar con recursos públicos, entre otras cosas”, le dijo a CNN en Español el presidente de Datanálisis, en conversación telefónica desde Caracas.

Haro señaló que “los resultados sorprendentes se apalancan también en situaciones irregulares que se presentaron días y semanas antes del evento electoral”.

El experto citó el caso del estado Miranda, que estaba en manos de la oposición y pasó al oficialismo. “Da la casualidad que fue uno de los estados donde más hechos irregulares se presentaron, donde hubo más reubicación a última hora de centros electorales, lo cual afectó a casi 250.000 personas que votan en ese estado y pudo haber incidido en el resultado” explicó.

Según el CNE, el traslado de las mesas de votación obedeció a razones de seguridad y se tramitaron las sustituciones de candidatos pedidas a tiempo.

MIRA: La odisea de algunos para votar en Venezuela

El líder opositor venezolano Julio Borges vota durante las elecciones regionales en el municipio de Chacao, este 15 de octubre. (Crédito: FEDERICO PARRA/AFP/Getty Images).

3. La fractura de la oposición

Según León, es evidente que en este caso “el chavismo se unificó ante el riesgo” de perder el control de la mayoría de gobernaciones del país, mientras en la oposición se generó una fractura que pudo haber tenido un impacto en el resultado de los comicios.

“La oposición se fracturó entre moderados y radicales y eso explica en parte la pérdida de potencia en algunos estados, que a pesar de tener un perfil opositor, terminaron en manos del oficialismo”, dijo.

El pasado 9 de agosto, el dirigente de Causa Radical Andrés Velásquez anunció que la MUD inscribiría candidatos para las elecciones regionales. Incluso, señaló que no participar en las votaciones sería una forma de "convalidar y fortalecer la dictadura". En ese sentido, reveló que la MUD tuvo un proceso de consulta previo a esta decisión.

Sin embargo, no todos los líderes opositores estaban de acuerdo con hacer parte de los comicios. María Corina Machado, por ejemplo, criticó en una entrevista con CNN en Español la decisión de la MUD de participar pues, según ella, estas elecciones tenían como objetivo “parar la protesta, desarticular la presión internacional y darle tiempo a la dictadura”.

Para León, es claro que son varios los factores que explican la apabullante victoria del oficialismo en estos comicios regionales, “pero hay un centro: nada de esto hubiera ocurrido si hubieran sido unas elecciones abiertas, competitivas y transparentes. Este resultado no se habría dado si hubieran sido unas elecciones normales”.

MIRA: Boxeo, un parto espontáneo y hasta un burro: así fueron las campañas en Venezuela

¿Qué dicen el gobierno y la oposición?

Para Lucena, la presidenta del CNE, la de este domingo fue una jornada “histórica, que fortaleció la democracia en Venezuela” y para el presidente Nicolás Maduro los comicios demostraron que Venezuela “vive en una democracia plena” y “el chavismo está vivo, en la calle y triunfando”. Maduro también dijo que les tendía la mano a los 5 candidatos opositores que ganaron este domingo “para trabajar por la paz del país”.

También por los lados del gobierno, Delcy Rodríguez, excanciller y ahora presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, dijo que “Venezuela votó por la paz y la soberanía” y con los resultados obtenidos “el pueblo derrotó a las fuerzas imperiales”.

Y el actual canciller Jorge Arreaza desestimó las denuncias de fraude y dijo que eran previsibles y que ese “cuento” de la oposición “ya aburre” y significa un irrespeto a sus seguidores.

Pero minutos antes de la declaración de Lucena este domingo, la MUD denunció que los resultados de la oposición no coincidían con los que anunciaría el CNE.

Gerardo Blyde, jefe de Campaña de la MUD, dijo que no reconocerían los resultados dados por el CNE y que para hacerlo exigirán una auditoría total de todo el proceso electoral, algo que ya había ofrecido también el presidente Maduro.

La última vez que Venezuela se enfrentó a unas elecciones fue en medio de un convulsionado ambiente político: tras meses de sangrientas protestas que dejaron al menos 120 muertos, se llevó a cabo la votación (sin participación de la oposición) para la Asamblea Nacional Constituyente, que terminó por instalarse el pasado 4 de agosto. 

Estas elecciones regionales también se llevaron a cabo mientras el gobierno y la oposición intentan, entre versiones contradictorias y acusaciones mutuas, avanzar en un diálogo que permita ponerle fin a la crisis política e institucional de Venezuela.