(CNNMoney) - Pronto se verán drones repartiendo burritos calientes en los patios de las casas en Australia.

Al menos ese es el plan del Project Wing, afiliado de Google, que este martes anunció nuevas pruebas de entregas a domicilio con drones junto con dos compañías australianas: una cadena de tacos mexicana y una farmacia.

Esta no es la primera vez que el Project Wing usa drones para enviar burritos. Lo hizo el año pasado con Chipotle en Virginia Tech, pero fue en “un campo abierto, no a una dirección o ubicación específicas”, dijo James Ryan Burgess, uno de los representantes del proyecto.

Las pruebas en Australia se realizan en una comunidad rural cerca de Canberra, la capital, donde los residentes “tienen que viajar 40 minutos en auto para comprar casi todo, ya sea leche, verdura para la cena o una taza de café”, dijo Burgess en una publicación en su blog.

Entregar estas mercancías de manera correcta en los patios de sus casas es algo mucho más complicado que navegar en el campus de Virginia Tech.

“Con cada entrega nos encontramos con un nuevo espacio con su propio diseño de árboles, cobertizos, cercas y líneas eléctricas”, escribió Burgess.

Estos problemas van desde programar los dispositivos hasta maniobrar de manera segura alrededor de obstáculos como autos estacionados o muebles exteriores o cumplir con los deseos de los clientes de hacer llegar alimentos perecederos cerca de sus cocinas.

Al incorporar los productos de la cadena de comida mexicana Guzmán y Gómez, y de la farmacia Chemist Warehouse, Project Wing está aumentando sus desafíos.

Su sistema de pedidos y entregas tendrá que lidiar con alimentos calientes de Guzmán y Gómez y productos minoristas de todas las formas y tamaños del amplio catálogo de productos de Chemist Warehouse.

“La información que reunimos de estos socios de pruebas nos ayudará a construir un sistema para que comerciantes de todo tipo puedan enfocarse en lo que son buenos —como por ejemplo hacer comida o ayudar a las personas a sentirse más saludables— en lugar de preocuparse por la logística de entregas complejas”, agregó Burgess.

Project Wing es la unidad de entregas con drones de X, la división de Alphabet (matriz de Google) que explora con tecnologías emergentes.

El año pasado, Domino’s anunció que podría empezar a usar estos dispositivos para entregar pizzas a sus clientes en Nueva Zelanda. Amazon hizo su primera entrega con drones en Gran Bretaña entregando un Amazon Fire y una bolsa de palomitas de maíz. Y también está desarrollando iniciativas innovadoras en Ruanda, Tanzania e Islandia.


(Con información de Matt McFarland)