(CNN) - El príncipe británico Guillermo y su esposa Catherine revelaron este martes que su tercer hijo nacerá en abril del próximo año.

“El duque y la duquesa de Cambridge están encantados de confirmar que están esperando bebé para abril del 2018”, dijo este martes la cuenta oficial en Twitter del Palacio de Kensington.

El embarazo de Kate fue anunciado por el palacio a principios de septiembre.

En ese momento, se dijo que Kate sufría hiperémesis gravídica, náuseas severas y vómito, un riesgo más serio para la salud que el malestar matutino que sufren muchas mujeres en los primeros meses del embarazo.

La duquesa se vio afectada por la misma condición durante sus dos embarazos previos.

LEE: Corte francesa ordena multa para quienes publicaron fotos topless de la duquesa de Cambridge

La pareja real con sus dos hijos, los príncipes Jorge y Carlota, en una gira que hicieron a Alemania en julio pasado.

El nuevo miembro de la familia real será el tercer hijo de Guillermo y Kate, un hermano o hermana para el príncipe Jorge, de cuatro años, y la princesa Carlota, de dos años.

El nuevo bebé será el quinto en la línea de sucesión al trono, detrás de su hermana Carlota y desplazando a su tío, el hermano del príncipe Guillermo, el príncipe Enrique, quien quedará sexto en la línea de sucesión.

Un cambio en la ley después de que Guillermo y Kate contrajeron matrimonio, en el 2011, les dio a las mujeres los mismos derechos de acceso al trono que los hombres.

El nuevo bebé real también será el sexto bisnieto de la reina Isabel II.

LEE: Así es como las marcas monetizan la llegada de un nuevo bebé a la realeza inglesa

Kate y su hija, la princesa Carlota, en un viaje a Canadá realizado en el 2016.

Los duques de Cambridge se trasladaron a Londres este año para poder asumir más deberes reales en nombre de la reina y de su esposo, el príncipe Felipe, quien tiene 96 años y se retiró de la vida pública en agosto pasado. 

El príncipe Guillermo, de 35 años, ha trabajado como piloto de un helicóptero que es ambulancia aérea durante los últimos dos años. Es la primera vez que un miembro de la realeza que está en la línea directa al trono tiene un trabajo civil. Guillermo le dona su salario a organizaciones de caridad.

Desde el 2014, Guillermo y Kate usan el Apartamento 1A del Palacio de Kensington, en Londres, que ese año fue remodelado por 7,6 millones de dólares, como su residencia oficial.