(CNN) - Astrónomos de todo el mundo están tratando de rastrear un pequeño objeto que se mueve rápidamente y se está deslizando a través de nuestro sistema solar.

¿Es un cometa? ¿Es un asteroide? La NASA no está segura. La agencia espacial estadounidense ni siquiera sabe de dónde viene, pero sí sabe que no se comporta como las rocas espaciales locales y que eso significa que podría proceder de fuera de nuestro sistema solar.

De confirmarse esto, la NASA dice que “sería el primer objeto interestelar observado y confirmado por astrónomos”.

“Hemos esperado este día durante décadas”, dijo Paul Chodas, gerente del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA, en un comunicado de prensa.

“Durante mucho tiempo se ha teorizado sobre si esos objetos existen, asteroides o cometas que se mueven entre las estrellas y, ocasionalmente, pasan por nuestro sistema solar, pero esta es la primera vez que se detecta eso. Hasta ahora, todo indica que es probable que sea un objeto interestelar, pero con más información se podrá confirmar”, comentó.

LEE: La NASA descubre al menos 7 planetas del tamaño de la Tierra

Los astrónomos están apuntando sus telescopios hacia el objeto, en la tierra y en el espacio, para obtener esa información adicional, según la NASA.

Por ahora, el objeto ha sido bautizado como A/2017 U1. Los expertos creen que tiene menos de 400 metros de diámetro y que se desplaza por el espacio a una velocidad de 25,5 kilómetros por segundo.

Fue descubierto el pasado 19 de octubre por el telescopio Pan-STARRS 1 de la Universidad de Hawai, ubicado en Haleakala.

Rob Weryk, investigador de postdoctorado del Instituto de Astronomía de Hawai, fue el primero en identificar el objeto y enseguida se dio cuenta de que tenía algo distinto.

“Su movimiento no podría explicarse usando un asteroide o cometa normal que orbita en nuestro sistema solar”, dice. “Este objeto viene de fuera de nuestro sistema solar”.

Sea lo que sea, asegura, el objeto no representa ninguna amenaza para la Tierra.

LEE: Nieve en Marte y lluvia de diamantes en Neptuno: el clima salvaje de nuestro sistema solar

La NASA dice que el 14 de octubre pasó a una distancia aproximada de 24 millones de kilómetros de nuestro hogar, casi 60 veces la distancia a la luna.

¿Hacia dónde va? Los científicos creen que el objeto se dirige hacia la constelación Pegasus y ya está próximo a salir de nuestro sistema solar.

“Esta es la órbita más extrema que he visto”, comenta Davide Farnocchia, científico del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA. “Va extremadamente rápido y por su trayectoria podemos decir que va camino de salir del sistema solar y no va a regresar”.