En la imagen, un soldado somalí cerca de los restos de un coche bomba que estalló este sábado en Mogadiscio, Somalia.

(CNN) - Al menos 23 personas murieron el sábado cuando un coche bomba estalló afuera de un hotel cercano al palacio presidencial de Somalia, dos semanas después de los atentados con más víctimas en la historia moderna de la nación africana.

La explosión, ocurrida en el exterior del hotel,Nasa Hablod Two, cerca de Villa Somalia, el palacio presidencial del país, fue seguida por un segundo estallido momentos después en el mismo lugar, dijo el capitán de la policía Osman Mohamed.

Un ataque con coche bomba en Mogadiscio, Somalia, dejó al menos 10 muertos, según la policía.

Un oficial de la policía y un antiguo miembro del parlamento están entre los fallecidos, dijo Mohamed.

Más de 40 personas resultaron heridas, dijo Mohamed, quien añadió que la mayoría de las víctimas eran peatones y civiles que se encontraban cerca de un restaurante que estaba lleno.

El mayor de la policía Ahmed Ibrahim dijo a CNN que militantes armados llevan a cabo un ataque con armas de fuego.

El grupo terrorista Al-Shabaab reclamó la autoría del atentado mediante un comunicado en un sitio web afín al grupo.

El pasado 14 de octubre, al menos 277 personas murieron en un doble atentado con coche bomba en Mogadiscio, dijo el Ministerio de Información de Somalia.

Unas 300 personas resultaron heridas, incluyendo 40 con heridas tan graves que tuvieron que ser trasladadas a Turquía para su tratamiento.

Imagen del 15 de octubre tras el masivo atentado el día anterior en Mogadiscio.

Mogadiscio, una gran ciudad en la costa de esta nación del este de África, ha soportado altos niveles de violencia en los últimos años.

Al-Shabaab, un grupo terrorista ligado a Al-Qaeda, ha perpetrado varios atentados mortales con coche bomba en la ciudad este año.

Los somalíes, además, enfrentan otra amenaza: la hambruna.

El país se encuentra en medio de una severa sequía y 3,1 millones de personas están amenazados por la hambruna debido al racionamiento de los alimentos y la violencia, de acuerdo con reportes de Naciones Unidas este año.