(CNN Español) - El modesto Girona venció este domingo al campeón de la liga española, el Real Madrid, en un triunfo histórico para el equipo catalán. 

Con el trasfondo de la declaración unilateral de independencia de Cataluña, que ha puesto a España en una de sus peores crisis políticas desde el regreso de la democracia en la década de 1970, el futbol no podía quedar exento.

Banderas independentistas catalanas ondean en el estadio del Girona en el partido ante el Real Madrid. (Photo credit should read JOSEP LAGO/AFP/Getty Images)

En las gradas del pequeño Estadio Municipal de Montilivi, en la pequeña localidad catalana, ondearon banderas independentistas antes y durante el partido, mientras que, por cuestiones de seguridad, el Real Madrid optó por no utilizar su autobús rotulado con el escudo del equipo para trasladarse al juego.

Pero la sorpresa se dio en la cancha, ante los ojos de los 13.000 espectadores presentes, según dato provisional de la la Liga Española de Fútbol.

Aunque al inicio el guión transcurría como se esperaría. El Real Madrid, que llegaba al juego con 20 puntos y como tercer lugar del torneo actual, vencía al minuto 12 con gol de Isco.

El Girona celebra su triunfo ante el Real Madrid. (JOSEP LAGO/AFP/Getty Images)

Fue hasta el segundo tiempo cuando el Girona, que antes del juego tenía únicamente 9 puntos, logró anotar dos goles en menos de 10 minutos, con lo que se colocó al frente en el marcador, 2-1, resistiendo los embates del equipo blanco hasta el silbatazo final.

El Girona celebró en redes sociales como "histórico" el triunfo ante el también campeón de Europa, que visitó por primera vez el estadio del modesto equipo catalán.