(CNN) - El programa de misiles de Irán no es una violación a su tratado nuclear y continuará pese a las objeciones de Estados Unidos, dijo el domingo el presidente Hassan Rouhani.

A principios de este mes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que ya no haría certificaciones regulares de que el levantamiento de las sanciones en virtud del acuerdo habían sido en interés de Estados Unidos.

El acuerdo fue negociado en el 2015 con el grupo P5+1 y la Unión Europea. El P5+1 incluye a Alemania y a los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU: Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Gran Bretaña.

En un discurso el 13 de octubre, Trump dijo que el tratado "era una de las peores y más injustas transacciones en las que Estados Unidos jamás haya entrado" y acusó a Irán de cometer "múltiples violaciones al acuerdo".

De acuerdo con el sitio web oficial del presidente de Irán, en un discurso el domingo, Rouhani cuestionó la credibilidad y confiabilidad del gobierno estadounidense.

El presidente de Irán, Hassan Rouhani.

"Si un gobierno como el estadounidense declara que no está comprometido con importante acuerdo internacional, y su argumento es que el gobierno anterior fue engañado, ¿entonces qué ocurre con la continuidad de las responsabilidades de los gobiernos?", fue citado en el sitio. "Usted está violando explícitamente sus previos acuerdos y negando un acuerdo aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU".

El hecho de que el plan no incluye el programa de misiles nucleares de Irán es una razón para que Trump no esté satisfecho con el acuerdo.

Pero el domingo, Rouhani dijo que Irán había cumplido sus obligaciones en cuanto al tema nuclear y que tenía el derecho de defenderse.

"Construiremos, produciremos y guardaremos cualquier tipo de arma que necesitemos para defendernos a nosotros, a nuestra integridad territorial y a nuestra nación, y no vacilaremos en nuestro empeño", dijo.

La decisión de trump de no certificar el tratado no significa su cancelación, sino que le otorga al Congreso 60 días para decidir si vuelve a imponer sanciones contra Irán, una medida que podría dejar a Estados Unidos en violación del acuerdo.

La Agencia Internacional de Energía Atómica, los aliados de Estados Unidos y el gobierno estadounidense han dicho que Irán cumple con el pacto. Gran Bretaña, Alemania, Francia y la Unión Europea han dicho que respaldarían el acuerdo y urgieron al Congreso de Estados Unidos "a considerar las implicaciones de seguridad de Estados Unidos y sus aliados antes de tomar cualquier paso que pueda debilitar el acuerdo".