(CNN) - La concentración de dióxido de carbono aumentó a una velocidad récord en 2016, según el boletín anual de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero, realizado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

La OMM, con sede en Ginebra, aseguró este lunes que los niveles de gases de efecto invernadero que atrapan el calor en la atmósfera llegaron a su punto más alto en 800.000 años.

“Los cambios abruptos en la atmósfera en los últimos 70 años no tienen precedentes”, dijo la OMM.

LEE: El dióxido de carbono no contribuye tanto al cambio climático, dice Agencia de Protección Ambiental de EE.UU.

El informe cita una combinación de “actividades humanas” y un fenómeno de El Niño especialmente fuerte, como la razón del rápido crecimiento de los niveles de dióxido de carbono.

“Sin reducciones rápidas de dióxido de carbono y de otros gases de efecto invernadero nos dirigimos a peligrosos aumentos de temperatura hacia el final del siglo, muy por encima del objetivo establecido por el Acuerdo de París sobre Cambio Climático”, declaró el secretario general de la OMM, Petteri Taalas.

“Las generaciones futuras heredarán un planeta mucho más inhóspito”, agregó.

LEE: Estos son los países de América más vulnerables al cambio climático, según un estudio

La última vez que la Tierra experimentó una concentración comparable de dióxido de carbono fue entre 3 y 5 millones de años atrás, cuando la temperatura aumentó entre 2 y 3 grados y el nivel del mar era entre 10 y 20 metros más alto que ahora, aseguró la OMM.

El histórico Acuerdo de París, aprobado por 195 países en diciembre del 2015, enfrenta en este momento su mayor revés luego de que en junio pasado el presidente de Estados Unidos Donald Trump anunciara el retiro de su país del acuerdo, en un proceso que se completará en 2020.

LEE: ¿Por qué es tan importante el Acuerdo de París? Un gráfico sencillo lo explica todo

Sin embargo, funcionarios estadounidenses asistirán a la Cumbre Anual sobre el Clima de las Naciones Unidas que se llevará a cabo el próximo mes en Bonn (Alemania), para trabajar en un “libro de reglas” para lograr el plan del Acuerdo de París de cambiar la economía mundial de combustibles fósiles este siglo, según un reporte de Reuters.

El Reporte de la Brecha de Emisiones que hace el Programa de Medio Ambiente de la ONU, y que es independiente del informe de la OMM, será presentado este 31 de octubre. Ese reporte supervisa los compromisos políticos alcanzados por los países para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y analiza cómo esas políticas podrán reducir efectivamente esas emisiones hasta el 2030.

“Los números no mienten. Todavía estamos emitiendo demasiado y esto debe cambiar”, dijo Erik Solheim, director del Programa de Medio Ambiente de la ONU, al comentar el informe de la OMM.

“En los últimos años hemos visto una gran aceptación de las energías renovables, pero debemos redoblar nuestros esfuerzos para asegurar que estas nuevas tecnologías bajas en carbono pueden desarrollarse. Ya tenemos muchas de las soluciones para enfrentar este desafío. Lo que necesitamos ahora es voluntad política global y un nuevo sentido de urgencia”.