Por Susanne Gargiulo

Copenhague (CNN) — Un inventor danés admitió haber desmembrado el cuerpo de la periodista sueca Kim Wall en su submarino de fabricación privada, pero continúa negando que la mató, dijo la policía de ese país.

Peter Madsen, quien está acusado de asesinar a Wall, ahora afirma que ella murió de envenenamiento con monóxido de carbono mientras estaba en cubierta, según dijo la policía.

Madsen había afirmado antes en la corte que Wall murió accidentalmente después de golpearse la cabeza con una escotilla en el submarino.

"Esta explicación, por supuesto, hace que la policía desee obtener más declaraciones complementarias del médico forense, así como de los expertos en submarinos del Ministerio de Defensa", dijo el jefe investigador Jens Moeller Jensen.

Buzos de la policía han estado buscando en la bahía de Koege durante las últimas dos semanas, donde Madsen, de 46 años, ahora admite haber arrojado las partes del cuerpo desmembradas de Wall. En concreto, tratan de localizar sus brazos y los teléfonos móviles de Wall y Madsen.

Madsen sigue negando los cargos de asesinato y "actos sexuales mas allá de las relaciones”, una acusación derivada del hecho de que Wall tenía 14 puñaladas alrededor de su área genital, según el comunicado.

Wall fue visto por última vez en agosto abordando el submarino de construcción privada de Madsen, donde planeaba entrevistarlo para un artículo.