(CNN) - Dale un vistazo a esta foto. Muestra a un oficial de policía, arma en mano, con la mirada vigilante mientras un desfile de neoyorquinos disfrazados pasa junto a él.

Fue tomado en West Village en Manhattan durante el Desfile anual de Halloween el martes por la noche, a solo unas cuadras y pocas horas después de que un hombre atropellara a peatones y ciclistas con una camioneta alquilada.

Y aun así el desfile se llevó a cabo. Seguro, había más presencia policiaca que lo habitual. Había policías con armas largas en la ruta del desfile.

Pero como le dijeron participantes a CNN, ellos no iban a ceder ante el terror, al más fatídico ataque en la ciudad desde el 11-S.

"Si cambias tu vida, entonces los malos ganan", dijo uno de ellos.

Y esta imagen, tomada por el fotógrafo Andres Kudacki, capta perfectamente ese espíritu: el de una ciudad de pie y sin miedo.