Washington (CNN) - El presidente Donald Trump dijo este miércoles que quiere ponerle fin a la lotería de visas de diversidad, un programa que distribuye cerca de 50.000 visas anuales a ciudadanos de países que tienen un bajo índice de inmigración a Estados Unidos.

“Hoy, estoy comenzando el proceso para terminar el programa de lotería de visas de diversidad”, dijo Trump en la Casa Blanca, sentado junto al secretario de Estado Rex Tillerson y junto al secretario de Defensa Jim Mattis. “Voy a pedirle al Congreso que inicie inmediatamente el trabajo para eliminar este programa, esta lotería de diversidad. Suena bien pero no está bien, no es bueno. No ha sido bueno y hemos estado en contra”.

Y agregó: “Vamos a deshacernos lo más rápido posible de la migración en cadena y nos moveremos a un sistema basado en el mérito”.

Trump añadió que, con base en información preliminar, el atacante de Nueva York “fue el punto de contacto, el principal punto de contacto, y esto es preliminar, de 23 personas que vinieron o que potencialmente vinieron con él y esto no es aceptable”.

LEE: ¿Qué es la lotería de visas de diversidad con la que se benefició el atacante de Nueva York?

Los comentarios fueron la continuación de los tuits que el presidente hizo este miércoles en la mañana, en los que culpaba al senador demócrata por Nueva York Chuck Schumer por el programa.

“El terrorista vino a nuestro país a través de lo que se conoce como Programa de Lotería de Visas de Diversidad, una belleza de Chuck Schumer”, tuiteó Trump. “Quiero base en méritos”.

Schumer fue clave para moldear la legislación que en 1990 creó el programa, pero también fue clave para la aprobación en el Senado de una ley en 2013, con apoyo bipartidista, que incluía terminar con el programa de lotería de de visas para reemplazarlo con un sistema de mérito que tomaría en cuenta factores como la familia y las habilidades en el trabajo. Pero el proyecto no llegó más lejos.

El Programa de Visas de Diversidad de Inmigración ha sido un tema de disputa durante mucho tiempo. Cada año, entrega a más de 50.000 individuos una visa para obtener una green card, que otorga residencia permanente en Estados Unidos y es un camino hacia la ciudadanía.

Pero no son para ciudadanos de cualquier país. Las visas son entregadas a través de un sistema de selección aleatorio para promover la inmigración de países que de otra manera no enviarían inmigrantes a Estados Unidos.

Los individuos de países que, según una fórmula, tienen un nivel lo suficientemente bajo de inmigración a Estados Unidos pueden solicitar una visa de este tipo en ciertos momentos cada año. La mayoría de beneficiarios de la lotería de visas viven fuera de Estados Unidos, aunque algunos están en el país de manera legal con otro tipo de visas.

LEE: Se perdieron todas las solicitudes para la lotería de visas de EE.UU.

Un periodista golpea en la casa vecina a la de Sayfullo Saipov, el uzbeko de 29 años sospechoso de haber perpetrado el ataque en Manhattan. (Mark Makela/Getty Images).

Los senadores republicanos Tom Cotton y David Perdue presentaron una ley, apoyada por Trump, que eliminaría la lotería de visas de diversidad y ciertas categorías de green cards basadas en la familia, y luego transformaría las visas restantes basadas en el empleo, en un sistema de puntos que favorece a inmigrantes altamente calificados y altamente educados, de habla inglesa.

Pero mientras hay un consenso sobre la necesidad de reformar el proceso, hay un apoyo limitado incluso entre el Partido Republicano para la ley de Cotton y Perdue, que reduciría aproximadamente a la mitad el número total de green cards cada año, un punto de contención para muchos demócratas y republicanos, y no permitiría fácilmente que los inmigrantes poco calificados lleguen a Estados Unidos permanentemente, otro punto difícil para muchos.

El ataque terrorista de este martes en Nueva York fue el más letal desde el 11 de septiembre del 2001. Sayfullo Habibullaevic Saipov, de Uzbekistán y quien entró a Estados Unidos en 2010, alquiló una camioneta y embistió con ella un sendero para ciclistas, dejando al menos 8 muertos y más de una decena de heridos.

Poco después de que Trump tuiteó este miércoles en la mañana, Schumer respondió con un tuit en el que afirmó: “Supongo que no es muy pronto para politizar una tragedia”.

Schumer también acusó al presidente de “politizar y dividir a Estados Unidos” y lo instó a concentrarse en la “verdadera solución: la financiación a la lucha contra el terrorismo, que propuso reducir en su último presupuesto”.

La decisión de Trump de abordar la política de inmigración pocas horas después del ataque terrorista es muy distinta a la táctica de la Casa Blanca después del tiroteo masivo en un concierto en Las Vegas a comienzos de octubre, que dejó 58 personas muertas.

Cuando se le preguntó a la secretaria de prensa de la Casa Blanca Sarah Sanders por la política de control de armas, un día después del tiroteo, ella descartó la idea de hablar sobre política con tan pocas horas de diferencia del tiroteo.

“No hemos tenido el tiempo de hacer una inmersión profunda en la parte política de esto”, dijo Sanders entonces. “Nos hemos enfocado en el hecho de que tenemos una tragedia muy grave en nuestro país. Y este es un día de luto, un momento para unir al país, y ese ha sido el foco del gobierno esta mañana”.

En ese caso, el atacante era un estadounidense, no un inmigrante.