Washington (CNN) - El secretario de Justicia de EE.UU. Jeff Sessions está una vez más bajo escrutinio en el Congreso respecto a su imparcialidad sobre Rusia y la campaña de Trump, en medio de revelaciones de que rechazó una sugerencia de convocar a una reunión entre el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y Donald Trump el año pasado.

Según documentos de la corte revelados esta semana, el asesor de política exterior de la campaña de Trump, George Papadopoulos, sugirió durante una reunión en marzo de 2016 que él podría usar sus conexiones para establecer una reunión entre Putin y Trump con el equipo de seguridad nacional del entonces candidato republicano.

Una foto en Instagram en la cuenta de Trump muestra que Sessions asistió a la reunión a la que Papadopoulos se refirió.

Meeting with my national security team in #WashingtonDC. #Trump2016

A post shared by President Donald J. Trump (@realdonaldtrump) on

Después de que Trump decidiera descartar la idea, Sessions sopesó y rechazó la reunión propuesta, según una persona que asistió a la reunión.

Pero el hoy secretario de Justicia, que era un alto colaborador de Trump durante la campaña, no reveló esas discusiones a pesar de un persistente conjunto de preguntas sobre Rusia por parte de demócratas y republicanos durante múltiples audiencias en el Congreso. La nueva información está atrayendo nuevamente la atención sobre la comunicación de Sessions con el Congreso.

Hay un interés de los demócratas en los comités de Inteligencia y Judicial del Senado para que Sessions aclare formalmente las declaraciones que hizo ante los dos comités dado a lo que ahora se sabe sobre sus interacciones con Papadopoulos, le dijo un asistente del Senado a CNN. La fuente dijo que el requerimiento de una aclaración podría darse en varias formas, como por ejemplo que Sessions testifique otra vez, o que envíe una declaración por escrito, pero eso aún no se ha determinado.

Este miércoles, los legisladores de ambos partidos dijeron que Sessions necesita explicar las discrepancias. Y los demócratas fueron muy críticos.

“Jeff Sessions ocultó sus reuniones con los rusos y tenía la obligación de ser más comunicativo sobre las reuniones que involucraban a Papadopoulos”, dijo el senador Richard Blumenthal, demócrata de Connecticut, que hace parte del Comité Judicial.

Una fuente familiar con el pensamiento de Sessions señaló que otras personas en la sala recuerdan que Sessions “cerró” cualquier charla sobre una reunión con Putin y que Papadopoulos “no tenía mucha credibilidad”. La conversación pasó a otros temas y Papadopolos no dejó una “impresión duradera” en Sessions, dijo la fuente.

La fuente agregó que Sessions “no tiene un recuerdo claro” de Papadopoulos y cualquier otra interacción con él, aunque estuvieron sentados junto al otro en unas segunda reunión con el equipo de política exterior de Trump en el Capitol Club Hill a pocos pasos de la Cámara de Representantes.

“El secretario de Justicia ha sido enteramente veraz y consecuente en este asunto”, agregó la fuente, refiriéndose al testimonio de Sessions ante el Congreso en el que rechazó la noción de las reuniones e interacciones con rusos durante la temporada de elecciones.