(CNN) - Ver el mundo desde arriba siempre es una experiencia emocionante, incluso si solo se hace desde la ventana de un avión.

Imagina entonces lo que siente el fotógrafo Jin-Woo Prensena cuando se cuelga de un helicóptero. Este atrevido artista toma espectaculares fotografías del mundo desde arriba, suspendido en el aire, generalmente a casi 2.300 metros.

“La fotografía artística aérea me atrae porque es uno de los tipos más desafiantes de fotografía”, le dijo Prensena a CNN Travel.

El resultado son fotos intrincadas y perfectamente compuestas de playas, aeropuertos y ciudades, todas desde su privilegiado punto de vista.

MIRA: La Tierra desde arriba: 21 impresionantes fotografías aéreas muestran al planeta desde otro ángulo

Malibu, California.

Amante de las alturas

Prensena nació en Alemania (sus padres son de Corea del Sur) y vive en Los Ángeles. Hace tres años decidió dedicarse a la fotografía aérea porque combina su gusto por los viajes con su pasión por la aventura y los retos. Antes trabajó en Hollywood, viajando por todo el mundo y mezclándose en círculos de alto perfil.

Prensena siempre ha sido un tipo audaz. Le gustan las alturas y ama los desafíos. “Cuando era joven, fui paracaidista en el servicio militar en Alemania, así que ya he saltado varias veces de helicópteros y aviones y esto no es totalmente nuevo para mi”, dice.

El fotógrafo se lanzó a los cielos con Aaron Fitzgerald, un amigo piloto de helicópteros, de la empresa Airbone Images. “Los dos somos temerarios así que le dije que en un mundo ideal me gustaría no solo tomar fotos desde un helicóptero, sino realmente colgarme”, recuerda Prensena.

“Me da mucha más libertad para usar la cámara en cualquier tipo de ángulo. Especialmente, si quiero disparar verticalmente, completamente vertical hacia abajo, algo que, en mi opinión, te da un ángulo único como fotógrafo”.

Prensena está convencido de que la experiencia de fotografiar el mundo desde arriba, suspendido desde un helicóptero que está en movimiento, es inolvidable.

“Estás lleno de adrenalina pero, por otro lado, tienes que ser creativo. Tienes que ser técnicamente muy inteligente, estás en el aire y también tienes que ser creativo”.

Cuando toma fotografías aéreas, Prensena está atado al helicóptero con un arnés de rescate profesional, que garantiza su seguridad. Todo lo demás en el helicóptero está atado, así que no hay posibilidad de que algo pueda salir volando. Es un trabajo meticulosamente planeado.

“La fotografía aérea tiene que ver mucho con logística y con planeación, pero por su naturaleza, la fotografía desde helicópteros es impredecible”, dice. “Hay viento, tiembla, es extremadamente ruidoso y no puedes oír el obturador y tus ojos se llenan constantemente de agua debido a los fuertes vientos”.

MIRA: Las fascinantes fotos aéreas que revelan las "geometrías escondidas" de Hong Kong

Jin-Woo Prensena.

Capturar el momento

Y desde esa situación intensa y llena de adreanalina, este fotógrafo artístico produce llamativas imágenes de colores pastel, impregnadas de una sensación de serenidad. “Obvio que me atraen las imágenes bellas, pero detrás de escena, estoy dispuesto a dar un paso más y a tomar cualquier desafío posible para obtenerlas”.

Le gustan las escenas de costa con mares azules y playas de arena salpicadas de sombrillas de colores. Pero también fotografía concurridos aeropuertos, como el de Los Ángeles, capturando caminos serpenteantes y aviones que vuelan por debajo.

Todas las imágenes de Prensena están diseñadas para verse a gran escala. Y vende las impresiones de sus fotos en un enorme formato de 147 x 261 centímetros.

También comparte sus imágenes en su cuenta de Instagram @jprensena.

Entre abril y junio de 2017, Prensena exhibió su trabajo en Londres, en una exposición llamada ELEMENTS. Y le gustaría hacer más exposiciones pero en lugares distintos, no tanto en galerías convencionales.

“Me gusta pensar un poco fuera de lo común, siempre trato de encontrar caminos diferentes que no necesariamente vayan por la ruta tradicional”, dice.

Cuando se le pregunta qué otros lugares le gustaría fotografiar desde el aire, dice que la lista es larga. “Me gustaría fotografiar África, especialmente durante la época de migración, cuando todos los animales se mueven de un lugar a otro. Y también me gustaría sobrevolar la Antártica”.

Gracias a su determinación y a su actitud audaz, no te sorprendas si un día ves a Prensena colgando de un helicóptero en tu ciudad.