(CNN) - El pistolero de la iglesia de Texas, Devin Kelley, tenía problemas domésticos, y su suegra solía asistir a la iglesia que atacó el domingo, dijo Freeman Martin, del Departamento de Seguridad Pública de Texas.

La suegra de Kelley había recibido mensajes amenazantes de él, añadió Martin.

Las autoridades dicen que Kelley mató a tiros a 26 personas este domingo en la Primera Iglesia Bautista en Sutherland Springs. Las víctimas asesinadas tenían edades comprendidas entre los 18 meses y los 77 años.

MIRA: Al parecer el atacante del tiroteo en Texas se suicidó

Después de que Kelley abandonó la iglesia, un civil cercano le disparó, dijeron las autoridades. Kelley llamó a su padre y le dijo que no creía que sobreviviría, dijo Martin.

Luego Kelley se pegó un tiro.

Los suegros del hombre armado detrás de la masacre más mortífera en la historia de Texas asistían a la iglesia que atacó, dijo el sheriff local.

"Sabemos que sus suegros vinieron a la iglesia aquí de vez en cuando", dijo el sheriff del condado de Wilson, Joe Tackitt, a CNN este lunes. "No estuvieron aquí ayer. Así que no sabemos por qué se presentó ayer".

El tirador armado con rifles irrumpió en el santuario de la Primera Iglesia Bautista en Sutherland Springs este domingo matando a 26 personas, incluidos niños.

Otras 20 personas resultaron heridas.

La masacre puso fin a la vida del 4% de la población de la pequeña ciudad. Y prácticamente nadie en la iglesia quedó ileso, dijo Tackitt.

"Creo que casi todos sufrieron algún tipo de lesión", dijo el sheriff a los periodistas el lunes.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, calificó la matanza como "el tiroteo masivo más grande" en la historia del estado. Pero aún no está claro qué motivó al asesino.