(CNN) – Han pasado casi 38 años desde que Philippine Airlines develó la primera cama completamente horizontal en un avión comercial, en forma de literas delgadas denominadas “Skybeds”, en la cubierta superior de primera clase en su Boeing 747. Este lujo fue eliminado y las aerolíneas pasaron las siguientes décadas trazando maneras de meter más y más pasajeros en sus aviones, sin importar la clase.

Afortunadamente las tendencias cambian y en los últimos años ha crecido el interés de las aerolíneas por brindar espacio personal, mayor privacidad y, sí, descanso de calidad. Tal es el caso de Singapore Airlines.

Con una inversión de 850 millones de dólares, sus aviones Airbus A380 cuentan con “suites”, que se asemejan más a habitaciones de hotel, y asientos de clase ejecutiva que se convierten en camas dobles.

Si esta noticia parece conocida, es porque la aerolínea ha venido ofreciendo camas dobles en su nivel más alto de servicio durante una década, comenzando en 2007 con la llegada del primer Airbus A380. No obstante, ha dado un paso más.

MIRA: Los nuevos yates de Ritz-Carlton serán hoteles de lujo en el mar

“Nuestras suites originales fueron las primeras en ofrecer camas dobles en los aires y aún están consideradas como lo último en servicio de viaje premium”, asegura Goh Choon Phong, director ejecutivo de la compañía, durante la presenciaron de los últimos diseños en Singapur. “No solo estamos manteniendo ese servicio,  ahora las camas son aun más lujosas y cómodas que antes”.

Hay seis suites en la cubierta superior delantera del A380 y cada una puede cerrarse individualmente del pasillo con deslizar una puerta de media altura.

En el interior, un pasajero está equipado con una cama de 1,93 metros, separada del asiento. Asimismo, este asiento gira 270 grados y se reclina hasta 45 grados para poder comer con mayor comodidad (con porcelana de Wedgwood). Asimismo, el viajero cuenta con conexión a internet, mediante un wifi de alta velocidad vía satélite. Si prefiere estar desconectado de la red,  simplemente puede soñar despierto a través de las ventanas, antes de la hora de descansar.

Completan la experiencia un televisor de 32 pulgadas de alta definición, un kit de accesorios Lalique, rincones de almacenamiento forrados en cuero y una tableta de control táctil para entretenimiento e iluminación.

MIRA: Viaja en tren de lujo en el techo del mundo: otra forma de explorar los Andes peruanos

El enfoque de las nuevas suites busca, sin reparo alguno, proveer tiempo de calidad para el huésped, de ahí la abundancia de privacidad.

Es una consideración que viajeros frecuentes de negocios como Gary DeGregorio, ejecutivo en la consultora global de tecnología ThoughtWorks, aprecian.

"Para los que viajan por negocios, un estado de ánimo muy centrado y positivo es crucial", dice DeGregorio a CNN Travel.

“El descanso y la privacidad son importantes durante los vuelos largos, ya que normalmente uno no puede darse el lujo de tener tiempo de descanso durante viajes de negocios; la privacidad ofrecer más control sobre el ambiente, permite preparar el trabajo con mayor libertad y menos presión psicológica”, agregó DeGregorio.

LEE: Estas son las aerolíneas de excelencia del 2018, según AirlineRatings

Singapore Airlines dio a conocer también nuevos asientos de clase ejecutiva, hechos con fibra de carbono “similar al tipo de material que ves que se emplea en los autos de carrera de Formula Uno”, señaló Goh.

Las parejas que se sientan juntas tienen ahora la posibilidad de combinar el espacio y sentirse cómodos en una cama doble de 1,98 metros, gracias a las divisiones retráctiles y los asientos que se reclinan totalmente.

Al ser Singapur un país pequeño, tiene alrededor de 707 kilómetros cuadrados (la mitad del tamaño de Los Ángeles), y con solo un aeropuerto internacional importante, es fácil ver por qué Singapore Airlines no opera vuelos internos.

La ruta más corta en su mapa es un salto de más de 300 kilómetros desde Singapur a Kuala Lumpur y, a menudo, sus aviones van llenos de pasajeros que se conectan a la capital de Malasia desde otros destinos alejados.

La aerolínea incluso obtuvo el récord mundial del vuelo comercial más largo hasta el 2011, cuando suspendieron la ruta de 19 horas sin escala desde Singapur hasta Newark, que pretenden retomar a finales del 2018.

MIRA: El nuevo Rolls-Royce Phantom o cómo viajar al máximo lujo

Algo similar se puede decir de las otras dos aerolíneas que cuentan con camas dobles abordo. Por ejemplo, Etihad Airways introdujo la habitación simple de primera clase, ka “Apartment”, y una habitación triple, “The Residence”, a bordo de su aeronave A380 en 2014; también,  Qatar Airways cuenta con una “Qsuite” de clase ejecutiva, que debutó este año en selectos Boeing 777-300ER, en las rutas Doha-Londres y Paris-Nueva York.

Kinny Cheng, un viajero frecuente quien ha experimentado tanto el “apartamento” de primera clase de Etihad, como las anteriores “Suites Class” de Singapore, cuenta a CNN Viaje que no esperaba nada menos de la última presentación.

“Para ser justo, Singapore Airlines tuvo tiempo para contemplar en cómo hacer su producto mejor que la competencia”, explica. “Las nuevas suites parecen haber mejorado, refinado y han sido adaptadas ergonómicamente a las nuevas y espaciosas cabinas premium de primer nivel”, contó Cheng.

Los vuelos con los nuevos asientos ya están a la venta. Un viaje en las suites cuestan desde 6.000 dólares, en tanto que el precio en clases ejecutiva es de 3.100 dólares. La primera ruta elegida es entre Singapur y Sydney. en vuelos ida y vuelta. El primero será  el 18 de diciembre y serán 19 aeronaves A380 de Singapore Airlines llas que ofrezcan estos lujosos servicios.