(CNNMoney) – Miles de personas en Maryland tienen mucho en juego con la popular serie “House of Cards”.

Michael Piekutowski, quien han trabajado como electricista en el programa desde la cuarta temporada, está a la espera de saber si el exitoso drama de Netflix sobrevivirá al escándalo por mal comportamiento sexual del protagonista de la serie Kevin Spacey.

“House of Cards”, que ha grabado sus cinco temporadas en Baltimore y sus alrededores, es una de las producciones más grandes de Maryland. Piekutowski le explicó a CNN que el programa ayuda a la economía de la ciudad y no sólo a quienes trabajan en el set.

“Hay negocios locales que se benefician de una gran producción de televisión, como empresas de servicio de comidas, tintorería, compañías de transporte”, indicó.

La semana pasada, Netflix cortó relaciones con Spacey, quien además era un productor ejecutivo de la serie. La decisión se produjo un día después de que CNN publicara nuevas denuncias de acoso sexual contra el actor, por parte de personas que trabajan y trabajaron en el equipo de producción de “House of Cards”.

Un miembro de la producción también acusó a Spacey de agresión sexual. Los representantes del actor no respondieron a la solicitud para comentar sobre las nuevas denuncias reportadas por CNN. Tampoco contestaron para pronunciarse acerca de este informe.

"Netflix no participará en ninguna producción de 'House of Cards' que incluya a Kevin Spacey, aseguró un portavoz de la cadena. “Continuaremos trabajando con MRC (Media Rights Capital) durante este tiempo de descanso para evaluar nuestro camino hacia adelante en lo que se refiere al programa”, añadió. Media Rights Capital es la empresa productora detrás de la serie.

El actor Anthony Rapp fue el primero en denunciar a Spacey, en una historia publicada por BuzzFeed la semana pasada. Allí aseguró que Spacey hizo un avance sexual hacia él en 1986, cuando Rapp tenía 14 años.

El actor publicó en su cuenta de Twitter una disculpa como respuesta a la denuncia de Rapp, quien aparece en el programa “Star Trek: Discovery” de CBS. Spacey aseguró no recordar el incidente, pero ofreció “la más sincera disculpa por lo que hubiera sido un comportamiento de borracho intensamente inapropiado”.

Como resultado, Netflix suspendió la producción de la sexta temporada de “House of Cards”, que estaba planeada para serla última de la serie.

Algunas fuentes le confirmaron a CNN que la decisión, aunque se hizo pública tras la primera acusación contra Spacey, había sido conocida por el equipo de producción durante meses.

La serie ganadora de múltiples premios Emmy ha demostrado ser un gran beneficio para el estado de Maryland, donde parte de sus lugares emblemáticos han logrado llegar a los episodios de "House of Cards". Los fanáticos pueden reconocer el Parque Patterson, en el sureste de Baltimore, como el lugar donde al personaje de Spacey, Frank Underwood, le gusta andar en bicicleta.

Pero no sólo son las referencias geográficas. Solo para la cuarta temporada se contrataron en Maryland cerca de 2.700 personas entre el elenco, personal y extras. Además, la producción compró o rentó bienes o servicios a casi 2.0000 proveedores del estado, según la Oficina de Cine de Maryland.

Una auditoría final de Maryland registró que la quinta temporada de “House of Cards” contribuyó 129 millones de dólares a la economía del estado, en forma de adquisición de bienes y servicios a más de 1.750 negocios en Maryland, así como la contratación de más de 1.800 actores, personal y extras locales.

El estado ha otorgado casi 60 millones de dólares en créditos tributarios a “House of Cards” durante varios años, (que incluyó una subvención de 7,5 millones de dólares de la tercera temporada).

Hacer la magia para Hollywood a veces es un trabajo de temporadas, explicó Piekutowski, y muchas personas dependen de "House of Cards" para sobrevivir.

"Una de las cosas buenas de 'House of Cards' es que graba desde el otoño hasta la primavera y llena así el espacio del invierno para las personas" que allí trabajan, indicó. "De algún modo, todos somos como ardillas durante el año y tratamos de obtener la mayor cantidad de dinero en la primavera y el verano para vivir de eso en invierno", detalló.

Jena Richardson, un miembro de respaldo en el equipo durante los días más pesados de producción, ha trabajado en el programa desde la temporada 2. A sus 28 años sostuvo que tendrá que abandonar Maryland si el trabajo en "House of Cards" se agota porque "la gente en la industria va a donde está el trabajo". Richardson considera a Baltimore su hogar y señaló que es el lugar donde quiere formar una familia.

"Si el programa se va, eso significa que muchos de mis amigos, quienes se han convertido en mi familia de set, también tendrán que irse para encontrar trabajo", relató. "Entonces, si podemos mantener el trabajo aquí, todos pueden quedarse y proveer para ellos y sus familias durante las vacaciones", insistió.

Roger Voter, un asistente de tecnología de 27 años que trabajó en la quinta temporada de la serie, aseguró que la pérdida de "House of Cards" sería un "gran detrimento". Según él, el programa le proporcionó a los empleados oportunidades para aprender habilidades que usualmente exigen los trabajos en Los Ángeles.

"Es el programa de televisión más detallado, más de lo que usualmente tenemos en el área local de Baltimore", afirmó. "Tener a los locales de Baltimore formándose en estos trabajos bajo los maestros de Los Ángeles es excelente para sus carreras", añadió.