(CNNMoney) - Facebook tiene una solicitud inusual para los usuarios australianos que piensan que pueden ser víctimas de pornografía de venganza: quiere que se envíen a sí mismos sus fotos íntimas a través de la aplicación Messenger.

La medida forma parte de un nuevo programa piloto para combatir el problema.

MIRA: ¿Qué es la pornografía vengativa y cómo la usó este Kardashian?

La pornografía de venganza es el término para la difusión de imágenes íntimas, desnudas o sexuales que se distribuyen sin el consentimiento de una persona, y es una epidemia en Australia. Uno de cada cinco australianos entre 16 y 49 años ha sido víctima de esta práctica, según un estudio reciente.

(Crédito: Thinkstock).

El jefe de seguridad global de Facebook compartió detalles sobre su nuevo programa piloto con la Oficina del Comisionado de eSafety de Australia y otros expertos en una publicación de blog este jueves.

MIRA: ¿Tienes cuenta de Facebook? Podrías ser víctima de la pornografía de venganza

El piloto funciona en colaboración con el nuevo portal de informes en línea de eSafety, anunciado en octubre, como parte de un esfuerzo de 4.8 millones de dólares para combatir el problema.

Así es como funciona: si un usuario sospecha que es el objetivo de la pornografía de venganza, alerta a la comisión eSafety. A continuación, pueden enviarse la imagen o las imágenes a sí mismo a través de Messenger para que Facebook pueda identificarlas y bloquearlas.

La oficina del Comisionado notifica a Facebook que las imágenes son enviadas. Luego, Facebook revisa y "codifica" la imagen, lo que crea una huella digital numérica que se almacena y se usa para evitar que alguien cargue la imagen en Facebook, Messenger o Instagram.

"Si alguien trata de subir la imagen a nuestra plataforma y coincide (con las fotos registradas) no permitimos que sea publicada o compartida," dijo la empresa en un blog.

LEE: ‘Mátenlos a todos': las cuentas de Facebook vinculadas a Rusia llamaban a la violencia

La compañía dijo que el programa es un "pequeño piloto" para explorar "una medida de protección que puede ayudar a prevenir un escenario mucho peor donde una imagen se comparte más ampliamente".