Orson William Black fue detenido en México y entregado a las autoridades de Estados Unidos.

(CNN) - Un polígamo estadounidense acusado de crímenes sexuales contra menores fue atrapado luego de casi 15 años en fuga cuando los autoridades mexicanas lo relacionaron con un triple homicidio.

Orson William Black, de 56 años, fue entregado a las autoridades fronterizas de Estados Unidos, dijo el vocero Rubén Jauregui. El detenido se encuentra actualmente en El Paso, texas, dijo la policía.

Black huyó a México en 2003 poco después de haber sido acusado de los delitos de conducta sexual con un menor y conspiración para cometer conducta sexual con un menor en Mohave, Arizona, muestran registros de la corte.

Además fue acusado de volar ilegalmente para evadir la persecución, de acuerdo con una orden de arresto federal emitida en 2005.

Black fue arrestado el fin de semana pasado en un campo menonita en el estado mexicano de Chihuahua, dijo la fiscalía general estatal en un comunicado. No se pudo determinar el viernes si un abogado está representando a Black.

Orson William Black.

Las autoridades mexicanas dicen que Black es sospechoso del asesinato de tres ciudadanos estadounidenses, pero no han levantado cargos.

Los tres hombres, identificados únicamente como Robert W. B., de 19 años; Jesse L. B., de 23 años, y Michael B., de 15 años, fueron encontrados el 10 de septiembre afuera de Rancho Negro, un área cerca de la comunidad menonita en la que vivía Black, dijeron funcionarios.

No está claro si las víctimas tenían relación con Black.

Las autoridades sospecharon cuando miembros de la "comunidad religiosa" de Black identificaron a las víctimas, pero no reclamaron los cuerpos. Las víctimas no contaban con certificados de nacimiento, dijeron funcionarios.

Las autoridades mexicanas contactaron entonces al consulado de Estados Unidos en busca de ayuda y descubrieron el registro criminal de Black.

Después de una incursión de dos días en el complejo en el que vivía, las autoridades mexicanas acusaron a Black de tráfico de personas y de posesión de especies salvajes, dijo la fiscalía estatal.

Veintiséis ciudadanos estadounidenses, incluyendo sus cuatro esposas y varios niños que estaban en las cinco propiedades del complejo de Black fueron puestos en custodia, dijeron los funcionarios.

Habían estado viviendo ilegalmente en México en lo que las autoridades describieron como una comuna.

Al menos dos de ellos no podían identificar su país de origen debido a que habían estado viviendo en el complejo desde edad temprana, dijo el fiscal de Chihuahua, César Augusto Peniche Espejel, en un comunicado.

Durante la incursión, la policía también decomisó 65 cuerpos o cabezas de animales exóticos de varios países, incluyendo México, como cebras, búfalos, un león y zorros.

El complejo se encuentra a unos 380 kilómetros de la frontera entre México y Estados Unidos en un área conocida por su próspera tierra agrícola y por ser un importante asentamiento menonita.

Peniche Espejel dijo que la policía investiga como pagaba Black por sus propiedades y bienes en México.