(CNN) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, respondió con sarcasmo a los insultos con los que Corea del Norte lo describió como "destructor" que "ruega por una guerra nuclear" durante su gira por Asia. 

En un duro comunicado contra Trump el sábado, Corea del Norte también se refirió a él como "dotard", una palabra que significa "anciano", la cual ya ha sido utilizada por la recluida nación para referirse al presidente de Estados Unidos.

LEE: ¿Qué es un 'dotard' (el insulto de Kim Jong-un a Trump)?

Horas después, Trump respondió.

"¿Por qué Kim Jong-un me insultaría llamándome 'anciano', cuando yo NUNCA le llamaría 'bajo y gordo'? Oh bueno, intento ser su amigo – ¡y tal vez eso ocurra algún día!", tuiteó Trump.

El domingo, cuestionado durante una conferencia de prensa en Vietnam sobre la posibilidad de hacerse amigo del líder de Corea del Norte, Trump no lo descartó.

"Cosas extrañas suceden en la vida. Esa podría ser una cosa extraña que suceda. Pero es ciertamente una posibilidad", dijo Trump. "Si eso pasa, sería algo bueno para, puedo decírselos, para Corea del Norte. Pero también sería bueno para muchos otros lugares, y sería bueno para el mundo".

Trump está en Vietnam como parte de una gira de casi dos semanas por Asia, y el programa de armas nucleares de Corea del Norte ha sido uno de los temas más importantes tratados con sus contrapartes de Japón, Corea del Sur y China.

Funcionarios de Corea del Norte describieron el viaje de Trump como "Nada como un viaje de negocios de un belicista para enriquecer los monopolios de la industria de defensa de Estados Unidos".

"Trump, durante su visita, puso al descubierto su verdadera naturaleza de destructor de la paz y la estabilidad mundial y rogó por una guerra nuclear en la península coreana", dijo el ministerio de exteriores norcoreano en un comunicado.

La guerra de palabras entre los líderes ha escalado en los últimos meses luego de que Corea del Norte amenazara con lanzar misiles contra el territorio estadounidense de Guam.

LEE: Corea del Norte amenaza a EE.UU. y Guam