(CNN) – El secretario de Justicia de Estados Unidos, Jeff Sessions, fue inflexible acerca de un hecho en particular, durante las horas que duró su testimonio ante la comisión judicial de la Cámara de Representantes este martes: él nunca ha mentido bajo juramento respecto a lo que supo y al momento en que se enteró de las interacciones entre Rusia y la campaña presidencial del hoy presidente Donald Trump.

“Siempre he dicho la verdad y he respondido a todas a las preguntas tal como las entendí y hasta donde mejor recuerdo”, insistió Sessions con rabia, antes de afirmar que continuará haciéndolo. “No aceptaré y rechazaré las acusaciones acerca de que alguna vez mentí bajo juramento. Eso es una mentira”, añadió.

Y la frase “hasta donde mejor recuerdo” está haciendo UN GRAN trabajo en la defensa de Sessions. Aquí está la razón.

En enero pasado, durante su audiencia de confirmación ante la comisión judicial del Senado, Sessions debió responder si estaba al tanto de algún contacto entre la campaña de Trump y Rusia. “No estoy estoy al tanto de ninguna de esas actividades”, aseguró en ese entonces.

Después, en octubre, de nuevo ante la comisión judicial de Senado, Sessions mantuvo este diálogo con el senador demócrata por Minessota Al Franken:

Franken: ¿No cree usted que representantes de la campaña de Trump tuvieron comunicaciones con los rusos?

Sessions: “No lo creí y no estoy al tanto de que alguien más lo hiciera. Tampoco creo que eso haya ocurrido”.

Sin embargo, este martes Sessions aseguró que, de hecho, ahora recuerda que fue parte de una reunión el 31 de marzo de 2016, en la que también estuvieron presentes el entonces candidato Donald Trump y un asesor de política exterior llamado George Papadopoulos.

Papadopoulos, quien se declaró culpable de mentirle al FBI sobre sus nexos con Rusia, le dijo al fiscal especial Robert Mueller que durante ese encuentro había presumido de tener vínculos con dicho país y de que podría organizar una reunión entre Trump y el presidente ruso Vladimir Putin. Los asistentes aseguraron que Sessions presionó duramente contra esa idea, insistiendo en que no sería inteligente.

George Papadopoulos, quien aparece segundo desde la izquierda en la imagen, durante una reunión de Seguridad Nacional, en la que también están presentes el presidente Donald Trump, en el extremo derecho, y Jeff Sessions, en el extremo izquierdo.

Este martes, Sessions confirmó que no sólo sí se acuerda de esa reunión, sino que también fue una voz de desacuerdo frente a la propuesta de Papadopoulos. Según él, el recuerdo llegó a él cuando fue “revelado en la prensa.

Y Sessions añadió:

“Después de leer la explicación de Papadopoulos, y hasta donde mejor recuerdo, creo que quería dejarle claro que él no estaba autorizado para representar la campaña con el gobierno ruso, ni con ningún otro gobierno extranjero, para el caso. Pero no me acordé de este evento, que ocurrió 18 meses antes del testimonio que entregué hace algunas semanas, y con mucho gusto habría informado al respecto si lo hubiera recordado, porque rechacé la sugerencia”.

Lo que Sessions está diciendo es que simplemente no se acordaba de esa reunión del 31 de marzo hasta que se informó sobre la misma, a raíz de la declaración de culpabilidad de Papadopoulos. Pero, ahora él no solo recuerda la reunión, sino también que habló en contra de la idea de que Trump se reuniera con Putin.

¿Y cuál es la explicación de Sessions para esta aparente contradicción? La campaña de Trump, aunque brillante, fue caótica. Esta es la respuesta completa que proporcionó este martes.

“Todos ustedes han estado en una campaña. Pero la mayoría no ha participado en una campaña presidencial. Y ninguno estuvo en la de Trump. Fue una campaña brillante en muchos sentidos. Pero también fue una forma de caos todos los días desde el principio. Viajábamos todo el tiempo, algunas veces a múltiples lugares durante un sólo día. El sueño era escaso”.

¡Lo cual está bien! Yo me canso después de trasnochar un día. ¡Y estoy en mis 40!

Pero el contexto no le favorece a Sessions en este caso.

Te acordarás que durante sus audiencias de confirmación para el cargo, Sessions sostuvo que nunca se había reunido con funcionarios rusos. Posteriormente, se informó que el hoy secretario de Justicia mantuvo dos encuentros con el entonces embajador de Rusia en Estados Unidos, Sergey Kislyak: una durante el marco Convención Nacional Republicana y otra en su oficina en el Senado.

Sessions explicó esa aparente contradicción insistiendo en que simplemente no se acordaba de la reunión de la Convención Nacional Republicana con Kislyak y que, cuando el encuentro fue en su oficina del Congreso, lo hizo en su capacidad oficial como senador, no como representante de Trump.

Este martes, cuando se le preguntó sobre su falla inicial de recordar dichas reuniones con Kisylak, así como sus primeras respuestas acerca de los contactos entre Rusia y los miembros y representantes de la campaña de Trump, Sessions indicó:

“Me concentré en responder a las preocupaciones de que yo, como representante, participaba en una serie continua de reuniones con intermediarios ante el gobierno ruso. Ciertamente, no quise decir que nunca hubiera conocido a un ruso en la historia de mi vida”.

Es imposible demostrar que Sessions está mintiendo o no, ya sea sobre sus contactos con Kislyak o sobre este recuerdo del 31 de marzo de 2016, en la reunión con Papadopoulos.

Pero, también es difícil creer que Sessions simplemente olvidó una reunión en la que fue una voz fuerte que rechazó la idea de que Trump se reuniera con Putin. Ese parece ser el tipo de detalles que se recordarían, independientemente de qué tanto haya dormido durante la campaña.