(CNN Español) – El presidente de Estados Unidos Donald Trump tiene un nuevo doble. Y no es precisamente lo que estás pensando. Si creías haberlo visto todo acerca del mandatario, es hora reconsiderarlo: la cara de un mini Trump está “viviendo” en la oreja de este perro beagle llamado Chief, que vive en Gran Bretaña. Respira hondo.

A raíz de una infección en los oídos del animal, la dueña de Chief, Jade Robinson, le tomó fotos a las orejas de su perro para mostrárselas al veterinario. Entonces una amiga de ella notó el curioso parecido. “Ella me dijo como ‘hay algo en su oído interno’. Después me dijo, ‘es Donald Trump. Su cara está en su oreja’”, le explicó Robinson a CNN.

Y no son la únicas que lo creen. Muchas personas en redes sociales han coincidido con esta observación. Robinson publicó en Facebook una foto de la oreja de Chief y escribió: “El momento en el que te das cuenta por qué le duele la oreja a tu perro… ¡tiene a DONALD TRUMP EN ELLA!”. Chief no tardó en hacerse viral y los divertidos comentarios de los usuarios en internet insisten en que el parecido existe.

“Entonces, has visto la cara de Jesús en un pedazo de tostada, pero apuesto que nunca has visto a Trump en la oreja de un perro”, escribió un usuario en Twitter. Otro publicó la foto y señaló “tienes una hora más de sueño esta noche, ¿por qué no pasarla teniendo pesadillas con Donald Trump apareciendo en la oreja de un perro?”. Alguien más dijo que era el “milagro de noviembre”.

Hubo hasta quien en una fotografía del verdadero Trump reemplazó su cabeza por la foto de la oreja de Chief.

“El crédito es para quién haya hecho esto… Donald Trump en la oreja de un perro”.

Pero, ¿por qué la oreja de Chief se parece a la cara de Trump? ¿Es una inflamación? Según aseguró Robinson, la infección causó que el oído interno de Chief se inflamara y se pusiera rojo. La buena noticia es que cuando el perro se mejore, es probable que su oreja quede libre de Trump. Aunque, todavía falta para ese momento.

De hecho, como las cuentas de la veterinaria se estaban acumulando, Robinson comenzó una iniciativa de financiamiento colectivo para cubrir los gastos. Las donaciones pronto superaron su meta de 450 euros (unos 530 dólares), para saldar las cuentas de salud del perro. Según escribió su dueña en la página web de la iniciativa, “Chief necesita ser sedado para investigar la causa del malestar en sus oídos”.

Ahora, Robinson espera que los veterinarios puedan encontrar la causa que provocó la ahora inflamación en las orejas de Chief, para poder seguir con el tratamiento adecuado. “Esta página ha sido creada con la ÚNICA intención de ayudar a pagar por sus tratamientos”, añadió.

Con información de Jeanne Moos.