(CNN) - Ricardo Ramos, director de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (PREPA), renunció este viernes.

Ricardo Ramos fue quien se ha atribuido la contratación de la empresa eléctrica Whitefish, que solo contaba con dos trabajadores al momento del acuerdo. La empresa se encargaría de reparar el sistema eléctrico de Puerto Rico, dañado por el paso del huracán María, a cambio de 300 millones de dólares.

"Elegí contratar a Whitefish porque mi prioridad era asegurar la asistencia inmediata que necesitábamos para comenzar a restaurar la electricidad lo más rápido posible para nuestros clientes más críticos", se explicó Ramos en el Capitolio.

La cuestionada contratación se dio pese a los consejos de los propios abogados de PREPA, quienes sugirieron revisar a fondo las estipulaciones iniciales, algo que no sucedió.

Un poste del tendido eléctrico caído en Jayuya, Puerto Rico, tras el paso del huracán María. (Photo by Mario Tama/Getty Images)

El contrato con Whitefish fue rescindido dos semanas después, tras la ola de indignación pública y las crecientes críticas al gobierno de la isla.

La renuncia fue confirmada a CNN por la portavoz de PREPA, Odalys de Jesus.

Noticia en desarrollo