(CNN) – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, atacó en la noche de este jueves al senador demócrata Al Franken, después de que una mujer denunciara que él la había manoseado y besado sin su consentimiento. Sin embargo, el mandatario también ha mantenido un largo silencio sobre las acusaciones contra Roy Moore, candidato republicano al Senado de Alabama, por abuso sexual.

Al opinar en el tema de Franken, Trump invita potencialmente a una nueva ronda de escrutinio sobre las acusaciones de agresión sexual que se le han imputado al senador anteriormente. Un riesgo que, según le dijo una fuente a CNN a principios de esta semana, hizo parte de la decisión del presidente de no comentar sobre la controversia del caso de Moore.

“La fotografía de Al Franken es realmente perversa, dice mil palabras. ¿A dónde van sus manos en las fotos 2, 3, 4, 5 y 5 mientras ella duerme?”, escribió Trump sobre una imagen en la que Franken parece agarrar los senos de una mujer mientras ella dormía, durante una gira de 2006. El senador demócrata ha pedido perdón por su comportamiento y aseguró aceptar una investigación ética en su contra.

Pero ahí no quedó el mensaje de Trump. El presidente agregó: “Y pensar que la semana pasada aleccionando a cualquiera que quisiera escucharlo sobre acoso sexual y el respeto por las mujeres. ¿La cinta de Lesley Stahl?”.

Trump se refería a un artículo de la revista New York publicado en 1995, en el que se citaba a Franken bromeando, en la sala de escritores "Saturday Night Live”, sobre drogar y violar a la periodista Lesley Stahl. El artículo se convirtió en un problema para Franken durante su elección al Senado en 2008, cuando se disculpó por el incidente. Aunque, después, en sus memorias publicadas este año retiró dicho arrepentimiento.

Ahora, la posición del presidente frente al caso de Moore ha sido muy distinta: Trump se ha negado a opinar duramente sobre las revelaciones, que se conocieron justamente durante su gira por Asia. Cuando las denuncias aparecieron por primera vez, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, señaló en un comunicado a nombre del mandatario, que Moore debería abandonar la candidatura si los señalamientos en su contra resultaban ser ciertos. Pero, el propio Trump se negó a hacer comentarios adicionales e ignoró las múltiples preguntas de los periodistas sobre si creía que Moore debería retirarse.

"El presidente aseguró en su declaración a principios de esta semana que, si las acusaciones son ciertas, entonces Roy Moore debería hacerse a un lado. Él todavía cree firmemente eso", les dijo Sanders a los periodistas este jueves. Y precisó: "Esta es una decisión que las personas de Alabama necesitan hacer, no el presidente".

Sin embargo, Sanders sí señaló que las investigación del Senado contra Franken era una “acción apropiada”.

El silencio relativo de Trump sobre Moore se debe en gran parte a la propia historia de acusaciones por abuso sexual que ha enfrentado el mandatario, le dijo a CNN una fuente cercana a la Casa Blanca, a principios de esta semana.

En conversaciones en el Ala Oeste de la Blanca este miércoles, Trump expresó su recelo frente a ser arrastrado al tema del abuso o acoso sexual si opina.

"Le preocupa que la conversación se enfoque en quienes lo han acusado en el pasado", señaló el republicano cercano al asunto, explicando que el presidente cree que aquellos que lo acusaron fueron injustos, así como también podrían serlo algunos de los que denunciaron a Moore.

Pero la asesora de la Casa Blanca Kellyanne Conway dio una explicación diferente para el silencio de Trump frente al tema de Moore. Este viernes aseguró en Fox News que, mientras esa historia era noticia vieja cuando el presidente regresó de Asia, la controversia de Franken “era totalmente nueva”.

“Bueno, la de Al Franken era una noticia totalmente nueva ayer y el presidente opinó, como lo hace usualmente sobre las noticias del día. La historia de Roy Moore salió hace ocho días y el presidente hizo una declaración en ese momento, durante su viaje a Asia”, señaló Conway.

También añadió: “Y desde entonces, nuestra secretaria de prensa ha hablado en nombre del presidente diciendo que él cree que la gente de Alabama decidirá qué hacer con Roy Moore y con esa elección".

Pero la controversia de Moore ha sido una noticia frecuente desde que Trump regresó de Asia, y dos nuevas denuncias en contra del senador se presentaron el miércoles.

Más de una docena de mujeres han acusado a Trump de agresión sexual, y sus comentarios capturados en la infame cinta de "Access Hollywood”, durante la campaña, amenazaron con descarrilar su candidatura presidencial. Trump ha negado los señalamientos de asalto y acusó a las mujeres de mentir.

Juana Summers, MJ Lee, Steve Brusk, Jeff Zeleny, Jeremy Diamond y Noah Gray contribuyeron a este informe.