(CNN) - Emmerson Mnangagwa ha jurado ser el presidente de todos los zimbabwenses en su ceremonia de toma de posesión, este viernes, en la que también rindió tributo al veterano líder y expresidente Robert Mugabe, llamándolo su "padre" y "mentor".

Mnangagwa fue juramentado como el presidente interino de Zimbabwe, luego de la histórica renuncia de Mugabe esta semana, después de casi cuatro décadas en el poder.

Emmerson Mnangagwa es juramentado como presidente interino de Zimbabwe en una ceremonia en la capital, Harare, el 24 de noviembre de 2017. (Crédito: AP Photo/Ben Curtis)

A pesar de admitir que jugó un papel importante en la renuncia de Mugabe, Mnangagwa usó su primer discurso oficial para dirigirse a la nación y mostrar respeto a Mugabe, de quien dijo que personalmente lo considera su líder.

"Él lideró a nuestra lucha por la independencia nacional. Él asumió la responsabilidad del liderazgo en un momento de formación muy importante", dijo Mnangagwa, agregando que el país debe "dejar pasar lo pasado".

Mnangagwa presentó su visión de revitalizar la economía de Zimbabwe, y prometió implementar una serie de reformas para impulsar las exportaciones, atraer la inversión extranjera y estabilizar el sector financiero.

Zimbabwe alguna vez fue la canasta de pan de África, pero su economía quedó afectada por una falta de manejo industrial, escasez de alimentos, una moneda colapsada y la rampante corrupción.

Decenas de miles de personas llenaron el Estadio Nacional de Deportes en la capital, Harare, celebrando y bailando, y ondeando banderas nacionales durante la toma de posesión del antiguo vicepresidente, en escenas que se asemejan a las de los fanáticos durante un encuentro de fútbol.

Mientras hacía el juramento, Mnangagwa prometió "proteger y promover los derechos de la gente de Zimbabwe", una promesa que fue recibida con un salvaje aplauso de las asistentes, muchos de los cuales han vivido bajo el dominio represivo de Mugabe.

El nuevo líder fue adornado con una faja antes de recibir un saludo de 21 disparos de cañón y desfile de aviones militares, en una colorida ceremonia a la que asistieron líderes africanos y otros dignatarios, marcando un momento histórico para el país.

Un partidario le dijo a CNN que quería un nuevo líder que "actualizara" el país. "Minería, agricultura, educación: lo que digo, necesitamos actualizar todo".

Mnangagwa será el presidente interino hasta que algún líder sea electo en los comicios del próximo año. Se espera que él mismo se presente a la contienda electoral.

¿Quién es Mnangagwa?

Conocido como El Cocodrilo por su astucia política y longevidad, Mnangagwa huyó del país después de que Mugabe lo despidiera a principios de este mes, un despido que desencadenó la crisis política y un aparente golpe militar en Harare.

Huyó del país y regresó a Zimbabwe este miércoles, un día después de la renuncia de Mugabe, y dejó en claro que había sido parte de la operación para derrocar a Mugabe.

Los críticos han cuestionado si el nuevo líder —de quien se dice está detrás de algunas de las políticas más despiadadas de Mugabe— es capaz de llevar a cabo reformas y devolver las libertades civiles a un pueblo que ha sido oprimido por tanto tiempo.