Sigue la cobertura con #HondurasVoto2017

(CNN Español) - “Exigimos que el señor Nicolás Maduro saque sus manos de nuestro proceso electoral”. Así lo denunció el oficialista Partido Nacional.

A tan solo días para que el pueblo hondureño elija su próximo mandatario, el Partido Nacional del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, hace preocupantes declaraciones. Esta semana, mediante un comunicado, el partido denunció la “la ilegal y malintencionada intervención de Venezuela en la campaña electoral de Honduras”.

La denuncia del partido del presidente y también candidato a la reelección de Honduras asegura tener pruebas de “verdaderas acciones de campaña sucia”.

En el comunicado se denuncia “…el ingreso de ciudadanos venezolanos por puntos ciegos de nuestras fronteras, y por vías regulares mediante el uso de documentación falsa, suplantando la identidad de personas inocentes de esa nacionalidad. Algunas de estas personas, varias de los cuales son operadores políticos ya identificados, han ingresado, especialmente en los últimos meses, para brindar apoyo político y eventualmente recursos financieros para la campaña del candidato de la Alianza de Oposición”. Es decir, el candidato presidencial Salvador Nasralla.

El partido también informó sobre resultados de allanamientos, operativos de seguridad e investigaciones sobre la presunta intervención o ataques cibernéticos contra el Partido Nacional de Honduras.

En los allanamientos, dicen, se ha incautado material para propaganda política, componentes para la fabricación de bombas molotov y material de campaña con “distintivos de la Alianza de Oposición y su candidato”.

Respecto a las investigaciones de ciberataques contra el Partido Nacional y el presidente Hernández, afirman que el 60% de los ataques en redes sociales provienen de Caracas. Y que la propagación de noticias falsas mediante cuentas en redes sociales también sería propiciada en Venezuela.

Por su parte, dirigentes del Partido Libre, miembros de la Alianza de Oposición, señalaron que las acusaciones son un grito desesperado.

Mediante un comunicado, rechazaron lo denunciado por el partido oficialista, advirtiendo que “Sabedores de la contundente e histórica derrota que el pueblo hondureño le infligirá este próximo 26 de noviembre a la corrupción, el narcotráfico y la arbitrariedad que caracteriza la nefasta dictadura de Juan Orlando Hernández, desesperado, el Partido Nacional recurre al discurso del miedo, la propagación de la mentira y el burdo montaje de ridículos falsos positivos”.

Sobre las acusaciones del oficialista Partido Nacional, el equipo de Conclusiones intentó comunicarse con la Embajada venezolana en Honduras, así como el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de Venezuela, pero hasta el momento no hemos obtenido respuesta sobre lo denunciado.

Hace unas semanas, el candidato presidencial de la Alianza de Oposición, Salvador Nasralla, conversó con Fernando del Rincón en el programa Conclusiones, donde este le preguntó, en repetidas oportunidades, su opinión sobre la crisis en Venezuela el gobierno del presidente Nicolás Maduro. Nasralla señaló que “… si Venezuela, es un país que me podría vender petróleo barato, pues bienvenida la relación para petróleo barato, pero en otras cosas no siento que sea imperiosamente necesario que yo reconozca o que esté de acuerdo o en desacuerdo. Venezuela tiene sus problemas y los tiene que resolver el pueblo de Venezuela. Así como Cuba tiene sus problemas y los tiene que resolver el pueblo de Cuba. Y Honduras tiene sus problemas y los vamos a resolver nosotros los hondureños”.

CNN logró conocer de primera mano la postura del candidato Salvador Nasralla ante las fuertes acusaciones. Este señaló que “…es totalmente falso lo que señala el Partido Nacional. Yo he recorrido el país y en los últimos días Tegucigalpa, y no he encontrado a ningún venezolano. El único venezolano que hay aquí es J.J. Rendón, asesor de Juan Orlando Hernández. Están muertos de miedo”.

Las elecciones presidenciales de 2017 serán históricas para Honduras, ya que esta será la primera vez en la historia electoral del país que se forma coalición o alianza electoral de oposición para ganar las presidenciales. También, es la primera vez que un mandatario se postula para la reelección.

El presidente Juan Orlando Hernández defiende su postulación basándose en un fallo de 2015 que despenaliza la prohibición a un segundo mandato.

Según el artículo 239 de la Constitución hondureña, "el ciudadano que haya desempeñado la titularidad del poder ejecutivo no podrá ser presidente o vicepresidente de la Republica. El que quebrante esta disposición o proponga su reforma, así como aquellos que lo apoyen directa o indirectamente, cesarán de inmediato en el desempeño de sus respectivos cargos y quedaran inhabilitados por diez (10) años para el ejercicio de toda función pública".

A pesar del explicito texto asentado en la Constitución hondureña, la Corte Suprema de Justicia falló a favor de varios recursos de inaplicabilidad de este artículo, dándole así luz verde al mandatario para su postulación a la reelección.

La postulación del mandatario ha recibido fuertes críticas. Algunos analistas en derecho constitucional alegan que el fallo de la corte no se apegó al marco de la ley.

Pese a los alegatos de la oposición, el Tribunal Supremo de Justicia inscribió al mandatario para las elecciones, aduciendo que de lo contrario se le violentarían sus derechos de elegir y ser electos.