🎁 Mira aquí nuestra guía de regalos para esta temporada

(CNN) – Todos los años me digo lo mismo: la próxima temporada navideña será diferente.

Después de comprarles los regalos a mis hijas para cada una de las ocho noches de Hanukkah, además de los obsequios para mis sobrinos en cada lado de la familia, me pregunto si alguno de ellos realmente necesitaba otro juguete o más elementos deportivos.

Siempre termino deseando haber regalado algo que realmente fueran a recordar, algo que les enseñara como retribuir, algo que enviara un mensaje. Este año, afortunadamente, al menos estoy pensando en el concepto antes de que la temporada de fiestas termine del todo: aún hay algo que puedo hacer.

Hace unos meses, mientras trabajaba en una historia sobre lo que podemos hacer para acabar con la adicción a los teléfonos celulares de nuestros hijos, conocí las cajas “Be Present” (“Está Presente”): pequeños estuches de madera, creados cuidadosamente por un carpintero en Austin (Texas) que incluyen instrucciones sencillas sobre cómo empacar tu móvil y así disfrutar mejor del momento en familia.

Y, al mismo tiempo, también me he inspirado por otras ideas inusuales que algunas madres han creado para regalarles algo diferentes a sus hijos. Estas propuestas podrían marcar la diferencia para la Navidad que se avecina.

Retribuir

Este año, Beth Engelman, cofundadora de la página web Mommy on a Shoestring, decidió hacer algo diferente con su hijo Jackson, de 7 años.

Junto a otras familias, adoptaron a los niños de un salón en el centro de Chicago y fueron responsables de comprar regalos para un niño y una niña, ambos de segundo grado como Jackson.

"Comprar regalos para estos niños que pidieron zapatos, ropa y un horno Easy-Bake significó mucho más para Jackson y para mí que cualquier otra cosa que pudiéramos comprar para nosotros", explicó Engelman, quien es madre soltera.

“A Jackson le encantó escoger la ropa y los juguetes para los niños. Se sintió tan feliz sabiendo que estábamos haciendo especiales las fiestas navideñas de alguien más”, añadió Engelman.

Regálales tiempo

Según las madres, darles algo a los demás es un regalo maravilloso para los niños. Así como también lo es regalarles tiempo con mamá y papá.

Tish Howard, quien recientemente se retiró como directora de una escuela primaria retirada, quería encontrar una manera de corresponder a toda la amabilidad y los regalos que recibió de sus estudiantes durante la temporada de fiestas.

Hace cuatro años, se le ocurrió hacer tres tarjetas de "regalo" para cada salón. Así, todos los grupos de estudiantes tendrían derecho a 45 minutos de su tiempo, que podrían pasar leyendo, sentándose juntos durante el almuerzo o saliendo a caminar fuera de la escuela.

“Cuando los niños fueron a sus casas y les contaron a sus padres, ellos me dijeron que estaban duplicando las mismas tarjetas de regalo en el hogar”, explicó Howard, de Fredericksburg (Virginia). “Creo que subestimamos cuánto valoran nuestros niños el tiempo dedicado especialmente a ellos, porque siempre actúan como si no nos quisieran cerca. Pero, ¡no vayas a creer que es verdad!”, insistió.

El regalo del aprendizaje

Carmen Jones-Weaks señaló que su hija de 10 años tiene muchas cosas, desde patinetas hasta videojuegos y Barbies. Pero, entre todos, tiene un objeto favorito: su computadora portátil. Eso llevó a que Jones-Weaks decidiera regalarle clases para Black Girls Code (Niñas Negras Programan), una organización que expone a las jóvenes y preadolescentes de color a la tecnología y a la programación de computadoras.

"Creo que Black Girls Code es un regalo que puedo darle para impulsar su autoestima, que le ayuda a empoderarse con un obsequio que le durará toda la vida, que es educativo sin ser aburrido", explicó Jones-Weaks.

Jen Bosse, madre de dos hijos y presentadora del sitio Defining My Happy, aseguró que se ha dado cuenta de que algunas personas “dejaron de optar por las cosas materiales y se están inclinando por crear un recuerdo a través de la experiencia, ya sea en un lugar educativo como un museo o acuario o simplemente en un parque de diversiones”. Una tendencia que, señaló Bosse, cada vez es más popular.

Lori García, madre de dos niños en el sur de California, reveló que uno de los mejores regalos que ella y su esposo les han dado a sus hijos son clases: pueden ser de bolos, arte, karate o cocina. “Darles la oportunidad de practicar una nueva habilidad o pasatiempo, junto con la oportunidad de conocer y socializar con niños fuera de sus círculos regulares, ha sido una excelente manera de no solo educarlos e inspirarlos, sino también de brindarles nuevas experiencias que perduran mucho más que la alegría efímera de un juguete nuevo”, señaló García, quien también está en la página web Mommyfriend.

Devra Gordon, también mamá de dos, crea listas de reproducción para sus hijos en el servicio de música Spotify, durante Hanukkah. Y ellos le regalan exactamente lo mismo. “El mensaje en las listas de reproducción es: estamos compartiendo música entre nosotros que significa algo para nosotros o creemos que significará algo para la persona que recibirá la lista”, explicó Gordon, una trabajadora social clínica y coautora del libro Mommy Guilt (Culpa de mamá).

Las palabras también son regalos

En cada Navidad, Hanukkah y cumpleaños, Rhona Maulano le ha regalado a su hijo, quien ahora tiene 25 años, un libro que enseña alguna lección. Pero además, le escribe una dedicatoria en la portada interior explicándole por qué ese libro y su mensaje son importantes.

“Incluso escribimos notas como ‘Nueve cosas para recordar cuando tienes 9 años’”, relató Maulano de Plantation, Florida. “Es muy fácil quedar atrapado en medio del materialismo, pero es necesario que insistas acerca de lo que realmente significan las fiestas”, añadió. La tradición, por supuesto, continuará este año.

Susan Shaffer Guess, madre de dos hijas y cofundadora de una fundación para luchar contra el bullying, indicó que ella y su familia se han estado escribiendo notas durante varios años. Las dejan en las medias de los otros y las leen durante en la mañana de Navidad.

Hace unos años, sus chicas decidieron dejar las notas anteriores en las medias y leerlas cada navidad, explicó Shaffer. "Nos reímos de lo que escribimos en años anteriores, especialmente cuando ellas eran más pequeñas", contó Guess, de Paducah, Kentucky.

¿No se supone que de eso se trata justamente la Navidad y las fiestas de esta época? Ahora es el momento de trabajar en algunas de estas ideas geniales con mis seres queridos. ¡Espero que algunas de ellas también te inspiren!