(CNN) - Entendemos que quieras consentir a tu perrito. Pero si lo estás haciendo con golosinas de hueso, en realidad estás poniendo su vida en peligro.

Esa es la advertencia que hizo la Oficina de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) después de recibir al menos 68 reportes de malestares caninos ligados a esas golosinas.

Las golosinas de hueso son huesos reales que han sido desecados, se les ha añadido sabor y se han empacado para los perros, dijo la FDA. Están a la venta en las tiendas de mascotas.

Aunque las golosinas puedan parecer un bonito regalo, representan un importante riesgo para la salud.

En los reportes de la FDA, dueños de mascotas y veterinarios dijeron que los perros que comen estos huesos experimentaron bloqueos en el tracto digestivo, asfixia, cortaduras, vómito, diarrea y en casos extremos, la muerte. Unos 15 perros murieron.

"Darle a tu perro una golosina de hueso puede llevar a un viaje no programado al veterinario, a una posible cirugía o incluso a la muerte de tu mascota", dijo la veterinaria Carmela Stamper en la advertencia publicada.

Además de la advertencia, la FDA también ofreció consejos adicionales para mantener seguro a "Fido":

  • Los huesos de pollo y otros huesos de la comida también pueden causar heridas cuando son masticados por las mascotas. Así que ten cuidado de dejar los platos alejados cuando estés cocinando o a la hora de la comida.
  • Cuidado con lo que dejas en el cesto de basura. Los perros se distinguen por servirse los restos del pavo o los huesos de un bistec que se han dejado ahí.
  • Platica con tu veterinario sobre otros juguetes o golosinas que sean más apropiados para tu perro. Hay muchos productos disponibles hechos con distintos materiales para que los perros mastiquen.