(CNN) - Comenzó con la habitual escena dramática: una serie de destellos brillantes se siguieron una a otra alrededor del estadio condenado, emitiendo docenas de columnas de humo.

Y luego... nada. Mientras el humo se disipaba, el famoso Silverdome de Detroit seguía de pie.

La demolición del Silverdome de Detroit no salió como se esperaba.

Las explosiones ocurrieron el domingo a las 8:30 a.m. hora local. La oficina del alcalde en Pontiac, donde se encuentra el estadio, no respondió inmediatamente a la solicitud de CNN de un comentario sobre lo que había ocurrido exactamente.

Un funcionario en el sitio del Silverdome dijo a la afiliada de CNN, WDIV, que la implosión no ocurrió de acuerdo con el plan. Los explosivos se colocaron en cada una de las vigas de acero que sostienen el anillo superior del estadio. Se suponía que las explosiones rompería las vigas y provocarían que el colosal anillo se derrumbara, reportó WDIV.

Pero funcionarios de construcción dijeron a la afiliada de CNN, WXYZ, que los explosivos sí tuvieron éxito en romper las vigas de acero.

"Se va a colapsar, solo que no sabemos cuándo", dijo un funcionario."Solo tenemos que esperar y dejar que la gravedad haga su trabajo".

El Silverdome fue "construido un poco demasiado bien", bromeó un funcionario.