(CNN) - En el histórico distrito Bund de Shanghái, los visitantes rodean un nuevo teatro con una atrevida fachada de bambú de acero color bronce que gira lentamente. A su lado, un par de torres de 180 metros recientemente terminadas, se alzan sobre los edificios de la era colonial de la ciudad y el distrito financiero que se encuentra más allá.

Estas nuevas estructuras hacen parte del Centro Financiero Bund, una colaboración de 418.000 metros cuadrados entre los gigantes arquitectónicos británicos Heatherwick Studi y Foster + Partners.

El desarrollo está transformando rápidamente un área que también es conocida por sus edificios de oficinas algo hostiles.

Por ahora, sin embargo, es el teatro de color bronce es el que está demostrando ser popular entre los turistas ribereños.

Opiniones divididas

Conocido como el Fosun Foundation, el edificio achaparrado y sin bordes es extrañamente incongruente. Tres capas de tuberías de acero inoxidable se mueven lentamente entre las pistas del motor eléctrico, reajustándose en el transcurso de unos minutos para revelar destellos de ventanas de vidrio y el balcón dorado del segundo piso.

Al acercarse a la planta baja del edificio, no está claro cómo entrar a la estructura. El patio exterior parece fusionarse perfectamente con el suelo de piedra interior. Pero una vez encuentres tu camino, el espacio se abre para revelar un lobby, un atrio y un café, y los pisos superiores rinden homenaje a los escenarios al aire libre de los teatros tradicionales chinos.

El Fosun Foundation, de Foster + Partners and Heatherwick Studio, está inspirado en los espacios abiertos de los teatros tradicionales chinos.

Aunque solo se alza cuatro pisos por encima de la superficie, el Fosun Foundation tiene otros cuatro pisos debajo. Los niveles del sótano albergan varios auditorios y una serie de pasillos de paredes blancas que conectarán el edificio con el complejo contiguo.

El fundador de Heatherwick Studio, Thomas Heatherwick, dice que su equipo estuvo influenciado por “la materialidad y la escala” de edificios históricos existentes a lo largo del famoso Bund de la ciudad.

“Con un proyecto que crearía 420.000 metros cuadrados de espacio, sentimos el gran deber de buscar nuevas formas de conectarnos con el increíble patrimonio construido de China y crear un lugar público significativo para que miles de personas trabajen y se unan”, dijo Heatherwick en un comunicado.

Pero otros arquitectos tienen puntos de vista diferentes del nuevo teatro y el centro de artes.

“El mercado está saturado, así que los desarrolladores están buscando enfoques más creativos que agreguen valor extra, un valor que no es necesariamente económico”, dice Miguel Bispo, de David Chipperfield Architects, una compañía que también está trabajando en desarrollos del distrito de Bund.

“Es común contratar arquitectos específicos por su nombre. Esa es una manera de agregar valor. Pero esto [el Fosun Foundation] es un valor emocional, algo que se destaca. Esa fachada metálica será fotografiada un millón de veces”.

Pero Ben Wood, un arquitecto estadounidense detrás del famoso distrito Xintiandi de Shanghái tiene menos halagos.

“No tiene nada en común con otra cosa del Bund”, dice él. “Lo grandioso del Bund es su majestuosidad. Ellos querían un edificio que se destacara y decir que su compañía es progresista. Pero no es majestuoso. ‘Icónico’ es solo una palabra genérica para algo que se destaca”.

Un distrito creciente en artes

El centro financiero Bund de ocho edificios es uno de los nuevos desarrollos en ese vecindario. Y con una zona artística patrocinada por el Estado que se extiende directamente hacia el sur, el Fosun Fundation puede volverse la cara de un distrito cada vez más dinámico.

La escena de artes de Beijing tradicionalmente ha opacado a otras ciudades chinas, pero el gobierno municipal de Shanghái ha cultivado durante mucho tiempo la imagen de la ciudad como un centro cultural.

En su último ‘plan de cinco años’, las autoridades de Shanghái establecieron el West Bund Group, una compañía estatal con una inversión de 660 millones de juanes (aproximadamente 90 millones de dólares) para desarrollar un nuevo distrito de artes.

La inyección de fondos del gobierno ha impulsado iniciativas culturales como la Feria de arte y diseño de West Bund, una de las ferias de arte más grandes de China, que se inaugura para su cuarta edición anual a finales de esta semana.

“Este año, Shanghái empieza con un gran esfuerzo para unir cinco distritos a lo largo del Río Huangpu en una zona costera”, dijo el director de industria del desarrollo de West Bund Group, Chen Anda. “Como centro económico y cultural, Shanghai tendrá un papel importante en el comercio de arte y la exhibición de arte en los próximos años”.

La inversión a largo plazo ya ha provocado cambios aquí, según el artista suizo Lorenz Helbling, quien fundó la primera galería privada de la ciudad, ShanghART, en 1996.

“El nuevo distrito de artes puede ser visto como pasos hacia la construcción de una ciudad más creativa, habitable y agradable”, dice él. “Hace treinta años, usábamos alambre de pescado para colgar cuadros y luces de neón para iluminarlas. Pero hoy en día, los estándares y expectativas de las exhibiciones se han transformado”.

El codiseñador del centro financiero Bund, Thomas Heatherwick, ha sido un visitante habitual a China desde 2010, cuando su "Seed Cathedral" fue nombrada como el pabellón más importante en la Exposición Universal de Shanghái

La firma Foster + Partners de Norman Foster también tiene una presencia significativa en las ciudades de China. Pero este nuevo desarrollo de Shanghái marca la primera gran colaboración entre dos de las grandes fuerzas de la arquitectura contemporánea.