(CNNMoney) – China tiene en aprietos a Venezuela.

Una de las empresas estatales más grandes de China presentó una demanda contra la petrolera venezolana PDVSA ante un tribunal de Estados Unidos, reclamando que hay una deuda por varios millones de dólares.

El lío judicial impulsado por la compañía china de petróleo y gas Sinopec asciende a 23,7 millones de dólares contra PDVSA, más intereses y daños. El país asiático acusa a la petrolera venezolana de incumplimiento de contrato y conspiración para fraude.

Según los documentos presentados ante un tribunal de Houston (Texas) el pasado 27 de noviembre, Sinopec Estados Unidos asegura que PDVSA no pagó la mitad de un pedido por 43,5 millones de dólares para productos de acero. La demanda fue reportada por primera vez por el Financial Times este miércoles.

La cantidad en disputa resulta pequeña en comparación con las deudas masivas que Venezuela lucha por saldar.

Solamente a los tenedores de bonos, el país latinoamericano y PDVSA les deben más de 60.000 millones de dólares. En total, Venezuela tiene una deuda que asciende a los 196.000 millones de dólares, según un artículo publicado por la Harvard Law Roundtable.

Entre 2007 y 2016, los bancos estatales de China le prestaron 60.000 millones de dólares a Venezuela. Y la reciente demanda es la última señal de que Beijing se está impacientando con la nación sudamericana.

Sinopec no se contuvo en la demanda: criticó a PDVSA por su “naturaleza falsa [y] fingir promesas de hacer el pago total”.

La compañía también aseveró que PDVSA “se escondió detrás de una complicada serie de subsidiarias y afiliadas”. En ese sentido detalló que varias empresas afiliadas a PDVSA “actuaban en concierto para defraudar a Sinopec”. No fue posible contactar s PDVSA para comentar, fuera del horario comercial.

Pero pagar la deuda contraída con Sinopec está lejos de ser el asunto más urgente que enfrenta Venezuela.

El país enfrenta una fuerte crisis humanitaria. Hay una grave escasez de alimentos y medicinas. Muchos venezolanos no pueden comparar productos básicos porque los precios están por las nubes. El valor de la moneda del país, el bolívar, está por debajo de la décima parte de un centavo estadounidense. Además, el banco central tiene menos de 10.000 millones de dólares en reservas.

El mes pasado, PDVSA hizo un pago por 1.1000 millones de dólares a una de sus deudas. Poco después, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que el país y la estatal petrolera buscarían reestructurar el pago de sus deudas.