(CNN Español) - El presiente de Colombia, Juan Manuel Santos, perdió un importante round en este miércoles en el Congreso, luego de que se hundiera el acto legislativo para otorgarles 16 curules a las víctimas del conflicto armado, uno de los puntos de los acuerdos de paz de La Habana que se firmaron el año pasado en Bogotá.

El presidente del Congreso, Efraín Medina, se ratificó este miércoles en la decisión que había tomado la plenaria del Senado el pasado 30 de noviembre, cuando por un voto se hundió el proyecto para que las víctimas tuvieran voz y voto en la Cámara de Representantes.

“La sensación del día de hoy, el balance del día final ha sido agridulce porque si bien le acabamos de dar vida jurídica a la JEP [Jurisdicción Especial para la Paz], por un solo voto se quedó el tema de las 16 circunscripciones de paz”, dijo Cepeda ante periodistas en Bogotá.

“Por lo tanto, no considero pertinente acceder a lo peticionado [por el ministro del Interior]”, añadió Cepeda.

El pasado 30 de noviembre, el último día que tenía vigencia el Fast Track —un procedimiento especial para tramitar las reformas legales y constitucionales que se deriven de los acuerdos de La Habana— 50 senadores le dieron el voto a las víctimas y siete se opusieron a su participación. Partidos opositores al gobierno como el Centro Democrático, Cambio Radical y parte del Partido Conservador estuvieron ausentes en la votación.

Según indica la página del Senado, muchos congresistas interpretan que los territorios de los que saldrán las 16 circunscripciones especiales de paz están siendo ocupados por miembros de las FARC, algo que el presidente Santos niega.

"Aquí se ha creado el mito que son para las FARC. No. No son para las FARC, ni siquiera las FARC pueden presentar candidatos. Es para darles una representación a unas comunidades que han sido marginadas durante 53 años", dijo Santos el 30 de noviembre durante un evento de empresarios en Bogotá.

La controversia por un voto

En ese momento, el secretario general del Senado, Gregorio Eljach, dijo que la iniciativa no había pasado pues no alcanzó los votos necesarios, como indica la ley. Es decir, se necesitaban al menos 51 votos a favor para alcanzar la mayoría absoluta en razón de lo siguiente:

El Senado de Colombia está compuesto por 102 legisladores. 3 de ellos están en prisión por “delitos contra la administración pública”, como bien lo dijo el Ministro Rivera en la carta al presidente del Congreso, Efraín Cepeda.

Así las cosas, la mitad de 99 sería 49,5, una cifra que se aproxima al número entero, 50. La mayoría por tanto sería 50+1.

Pero el Gobierno nacional, en cabeza del Ministro del Interior, Guillermo Rivera, sostuvo que para el gobierno la ley fue aprobada por mayoría absoluta, basándose en el artículo 134 de la Constitución que dice que “para efectos de la conformación del quorum se tendrá como número de miembros la totalidad de los integrantes de la corporación con excepción de aquellas curules que no puedan ser reemplazadas”.

“En consecuencia”, dijo el ministro Rivera, “el total de los integrantes de la Corporación para efectos del quórum y conformación de mayorías es de 99 senadores”. Y por eso, agregó el ministro,” los 50 senadores que votaron a favor constituyen la mayoría”.

Santos defendió la posición del gobierno explicando que la mayoría era sobre 99.

“El secretario del Senado se precipitó, se equivocó y dijo que no había pasado. Y resulta que sí pasó. Porque hay una jurisprudencia clarísima: la Corte Constitucional, no una, sino dos veces, ha dicho que las reformas constitucionales se pasan por mayoría, no por la mitad más uno”, dijo Santos el pasado 30 de noviembre. “La mayoría de 99. Ahí viene la otra duda de algo que algunos han expresado, pero que es clarísimo”.

Este miércoles, el presidente del Congreso, Efraín Medina, negó la petición del gobierno sobre la aprobación de las circunscripciones de paz, citando el artículo 117 de la Ley Quinta de 1992 que habla de la mayoría absoluta como “la mayoría de 102 senadores”.

Cepeda hizo un llamado al Congreso y al Gobierno Nacional para buscar una “fórmula jurídica” para preservar el derecho de las víctimas a la verdad, justicia y reparación.

“Convocamos al Congreso y al Gobierno Nacional a analizar y buscar una fórmula jurídica concertada justa, integral y expedita para que las víctimas de todos los actores del conflicto, tengan una efectiva representación en el Congreso de la República”, aseguró el senador.

Ante esto el ministro del Interior dijo que el Gobierno acudirá a instancias jurídicas para que diriman el conflicto.

“Acatamos decisión del presidente del Senado pero en un Estado de derecho las decisiones administrativas y legislativas tienen control jurisdiccional”, dijo en un tuit Rivera. “Acudiremos a las instancias judiciales para q diriman controversia”.

El presidente Santos también se pronunció sobre el tema diciendo que “la razón y la ley están de nuestro lado”.

Las 16 circunscripciones transitorias especiales les permitirían a las víctimas del conflicto armado participar en discusiones en la Cámara de Representantes en los períodos 2018-2022 y 2022-2026.