(CNN) - Hace un mes, Sarah Idan desfiló en un vestido tejido a mano con cristales Swarovski para representar a Iraq en Miss Universo. Era la primera vez en 45 años que Iraq tenía un concursante en el concurso.

"Estaba caminando ente las nubes, había soñado con esto desde siempre", dijo Idan, de 27 años, aspirante a cantante y compositora.

LEE: El error del intérprete durante la respuesta de Colombia en Miss Universo que causó indignación

Pero todo eso cambió de repente. Y todo por una selfie.

Una selfie que le dio la vuelta al mundo.

Idan y Miss Israel, Adar Gandelsman, se tomaron la foto durante una sesión fotográfica previa al desfile en Las Vegas.

"Dije 'hagamos una foto para que nuestra gente pueda ver que no tenemos ningún problema y que en realidad somos embajadores de la paz'", dice Idan.

En el pie de foto, ella escribió "Paz y amor de Miss Iraq y Miss Israel".

La reacción no fue la que ella esperaba.

Seis días antes del desfile, se despertó con las amenazas de la organización Miss Iraq, advirtiéndole que bajara la foto o se le quitaría el título.

Otros amenazaron su vida.

Inmediatamente llamó a su familia que vivía en Iraq.

MIRA: Así se sintió el terremoto durante una entrevista en vivo en Iraq

"Mi madre estaba enloqueciendo. Le dije 'Mamá, solo vete, vete'. Le dije que lo sentía y le pregunté si quería que me fuera de la competencia. Estaba lista para abandonar en ese momento".

Idan dice que también estaba siendo amenazada en línea porque vistió un bikini durante una de las competiciones preliminares.

Pero fue la selfie con Miss Israel la que tuvo las más serias repercusiones. Iraq e Israel no tienen ninguna relación diplomática formal, por lo que la imagen estaba causando una protesta internacional.

"Cuando publiqué la foto, no pensé por un segundo que hubiera críticas", dice Idan. "Me desperté con las llamadas de mi familia y la organización Miss Iraq que se volvieron locos. Las amenazas de muerte que recibí en línea fueron tan aterradoras".

Idan se negó a quitar la foto.

"El director de la Organización Miss Iraq me llamó y me dijo que estaban recibiendo críticas del Ministerio. Dijo que tenía que quitar la foto o me quitarían mi título".

Enfrentar las consecuencias

Un día después de que publicó la selfie, Idan aceptó publicar una segunda publicación explicando que no apoya al gobierno israelí o sus políticas en Medio Oriente, y se disculpó por "cualquiera que piense que es un ataque por la causa palestina".

Idan no habló con los medios acerca de la controversia, para que sus padres y otros miembros de la familia pudieran irse tranquilamente de Iraq.

"La gente en Iraq reconoce a mi familia, inmediatamente supieron quiénes eran y recibieron amenazas de muerte", explica.

Idan, que tiene doble ciudadanía estadounidense e iraquí, intentaba renovar su identificación nacional durante el desfile. Ella necesitaba la identificación para renovar su pasaporte iraquí.

Antes de que su familia huyera del país, Idan dijo que a su madre le dijeron en la oficina de pasaportes de Bagdad que ella tendría que volver a solicitar la identificación nacional.

Eso requeriría que Idan viaje de regreso a Iraq, lo cual dice que tiene miedo de hacer.